En este sentido, ha resaltado el "esfuerzo que está realizando la Generalitat para liderar iniciativas como esta, que contribuyen a mejorar la competitividad y rentabilidad del pequeño comercio y del comercio urbano tradicional de la Comunidad".

Ordiñaga ha realizado estas declaraciones durante la presentación a los comerciantes de Burjassot de esta iniciativa que lidera la Conselleria de Economía, Industria, Turismo y Comercio, y que tiene como fin implantar en los municipios valencianos la metodología de reducción del impacto ambiental de las PYME comerciales.

La directora general ha señalado que la iniciativa está teniendo una "muy buena acogida por parte de los municipios de la Comunidad, que están mostrando mucho interés por una propuesta que analizará el impacto del comercio sobre su entorno, lo que permitirá adoptar medidas que contribuyan a minimizarlo".

En este sentido, ha informado que hasta el momento, un total de 23 localidades han suscrito los convenios de colaboración por los con el Consell por los que se adhieren al proyecto y otros 30 han manifestado su interés por sumarse.

Iniciativa Green Commerce

Green Commerce tiene como fin fomentar entre el pequeño comercio la importancia de la lucha contra el cambio climático y promover la responsabilidad medioambiental en el sector comercial, implicando tanto a los comerciantes como a los consumidores.

Asimismo, pretende inculcar en este sector la importancia de reducir el consumo energético y la producción de residuos mediante técnicas sencillas, estimular la innovación en temas medioambientales en el comercio y sensibilizar a los consumidores sobre el desarrollo de hábitos de compra medioambientalmente respetuosos.

Además de la Generalitat también participan en el proyecto el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE), la Asociación Europea de Ciudades y regiones para el Reciclaje y la gestión sostenible de los recursos (ACR+), el ayuntamiento de Torrevieja y la Sociedad de Fomento del Ayuntamiento de San Sebastián.

Este proyecto europeo liderado por la Generalitat y es el único aprobado por la Comisión Europea a través del programa LIFE+ 2008 en el que se conjuga una actividad empresarial con la conservación de los entornos naturales.

Acciones concretas

Entre las propuestas incluidas en el proyecto, destaca la creación de la marca europea Green Commerce, que acredite unos buenos hábitos medioambientales en el pequeño comercio, y faciliten su ejercicio con mayor eficiencia energética y menores costes.

Por otra parte, la Conselleria de Economía, Industria, Turismo y Empleo ha puesto a disposición del pequeño comercio una herramienta gratuita de autoevaluación medioambiental, así como una guía de buenas prácticas ambientales, que pueden consultarse en la web.

Asimismo, está desarrollando diversas acciones de difusión de la iniciativa a nivel europeo como la organización de jornadas informativas, talleres de trabajo, o la participación en ferias y encuentros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de