La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, a través de la Dirección General de Conservación, viene de comenzar la eliminación de las especies vegetales exóticas invasoras del espacio natural de la Red Natura 2000 Sistema Fluvial Ulla-Deza.

Esta actuación, que se enmarca dentro del proyecto Life+ MARGAL ULLA, tiene como objetivo mejorar la calidad del hábitat fluvial de la bacía del río Ulla. De hecho se beneficiará el estado de la estructura y composición del ecosistema fluvial. De esta manera se logrará un beneficio sobre el ecosistema, consiguiendo una gestión sostenible y, garantizando así, su funcionalidad ecológica.

Las labores consistirán en la erradicación de las plantas que alteran las condiciones físicas y biológicas del terreno, ya que desplazan a la vegetación autóctona. En consecuencia se actuará sobre la falsa acacia, la mimosa, la caña y el bambú. Después de llevar a cabo este acometido se procederá a la plantación de especies autóctonas de ribera en relevo de los ejemplares eliminados.

ES preciso destacar que la especie que está teniendo un mayor impacto en la ribera del sistema fluvial es la falsa acacia. Durante los últimos años viene presentando una gran expansión en el valle, sustituyendo de esta forma a los árboles típicos de estos ámbitos como pueden ser los abedules, fresnos o robles. Esta especie es muy perjudicial para el terreno, ya que modifica sus condiciones naturales y representa un riesgo para la seguridad pública, a la diferencia de la vegetación autóctona. Esto es así ya que este árbol está compuesta por un sistema radicular muy superficial y, en la época de las riadas, es fácilmente arrastrada aguas abajo, pudiendo taponar puentes y causar daños muy considerables. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de