El accidente nuclear en Fukushima Daiichi está clasificado como nivel 7, "accidentes graves", en la INES. El nivel 7 es el más grave, y se utiliza para describir un evento en el que se dé una "elevada emisión de radiactividad con efectos sobre la salud y el medio ambiente, que requiere la aplicación de las contramedidas previstas". La calificación con un nivel 3 en la unidad 4 continúa siendo válida.

El organismo tomó la decisión el lunes, y afirma que las instalaciones dañadas han estado emitiendo una enorme cantidad de sustancias radiactivas que suponen una amenaza en una amplia zona.

La Escala Internacional de Accidentes Nucleares, o INES por sus siglas en inglés, que va de 0 a 7, fue diseñada por un grupo internacional de expertos para indicar la gravedad de los accidentes de este tipo.

El 18 de marzo, una semana después del terremoto, la agencia declaró que el incidente de Fukushima era de nivel 5, el mismo que el de Three Mile Island en Estados Unidos en 1979.

El nivel 7 ha sido aplicado tan sólo al accidente de Chernóbil en la antigua Unión Soviética en 1986.

Sin embargo, la agencia nipona cree que la cantidad acumulada de radiación filtrada de la central de Fukushima es una décima parte de la de Chernobyl.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de