Según Félix Romero, presidente de FSC España, “los ecosistemas forestales son esenciales para la vida y necesarios para una verdadera economía sostenible. Los grupos políticos deben apostar por este sector e incluir en sus propuestas ambientales, fiscales y económicas, un compromiso contundente para elevar el sector forestal, desde el bosque hasta la industria de sus productos y servicios, a un plano más estratégico en el modelo de desarrollo del país y como contribución a un desarrollo mundial más justo y ambientalmente responsable”.

En la presentación, le han acompañado Grupo Empresarial Ence, SEO/BirdLife y Comisiones Obreras, como socios de FSC España, para pedir a todos los partidos que concurren a las elecciones generales, que incluyan esta propuesta en sus programas electorales.

Así, Juan Luis Arregui, presidente del Grupo Empresarial Ence, ha insistido en el valor que las masas naturales aportan a nuestra economía, dado que sólo la actividad de su empresa “genera cada año más de 11.000 empleos en España, el 65% de ellos en zonas rurales, en donde, gracias a esa gestión, se fija la población y se genera riqueza en el entorno”. Y ha anunciado que desde el viernes pasado su empresa “ya dispone de más de 52.000 hectáreas certificadas FSC”.

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, ha destacado que apostar por la certificación FSC es “apostar por la conservación futura de los bosques y por la economía de las poblaciones rurales de su entorno”. Y ha resaltado que “la certificación forestal podría entenderse también como un síntoma de una economía moderna con mercados responsables, donde el consumidor exige trazabilidad, calidad y sostenibilidad”.

Por último, Llorenç Serrano, secretario confederal de Medio Ambiente de CCOO, ha recordado que “aunque no haya estudios con datos cuantificados, sólo algunas estimaciones, la producción forestal certificada FSC es uno de los sectores de creación de empleo más interesantes de la llamada economía verde”.

En un contexto de crisis ambiental y económica en el segundo país de la Unión Europea en superficie forestal, el uso de los recursos como la madera, corcho, papel, resina natural y biomasa, es necesario. Con ello, se generaría un modelo económico basado en productos naturales renovables que, gestionados dentro de los parámetros de la sostenibilidad que define la certificación forestal FSC, son inagotables y una fuente de empleo estable.

“Una legislatura para los bosques” resume en seis las demandas que deberían impulsar el próximo gobierno:

  • Poner en marcha medidas fiscales, financieras y técnicas que favorezcan la agrupación de la pequeña propiedad forestal.
  • Promover la certificación FSC, tanto en la propiedad pública como en la privada.
  • Implantar políticas de compra pública que prioricen a los productos forestales, certificados FSC y de origen cercano.
  • Impulsar campañas de sensibilización ciudadanas a favor de los productos forestales certificados FSC.
  • Definir y aprobar incentivos fiscales a favor de los productos forestales certificados frente a los no certificados FSC.
  • Incluir una línea de trabajo en la cooperación al desarrollo española, basada en el sello FSC como herramienta de lucha contra la degradación forestal, la deforestación y la pobreza.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de