Ante las declaraciones que ayer realizó el ministro José Blanco en el Congreso, las ONG ecologistas piden a Fomento que vaya un paso más allá replanteando la política de infraestructuras y transporte. Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF consideran que el Ministerio debe ser más ambicioso y solicitan que se eliminen todos los proyectos de infraestructuras innecesarias y perjudiciales para el medio ambiente. Por ello, como primer paso solicitan que se excluyan del PEIT (Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte) 10 autovías concretas . Las ONG recuerdan también su decálogo de razones ambientales y económicas  para no proyectar más autovías en España. 

Según Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF, en España se han construido muchas autovías sin atender a la previsión de utilización, la rentabilidad y los costes de mantenimiento. Tampoco se ha tenido en cuenta la necesidad de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero o la urgencia de limitar el predominio del transporte de mercancías y viajeros por carretera frente al ferrocarril.

Denuncian que el PEIT no limita las emisiones

Asimismo, subrayan que la mayor parte de las obras proyectadas en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT) no registra la densidad de tráfico mínima necesaria para un desdoblamiento (10.000 vehículos/día, según el propio PEIT). Además, está previsto ejecutar muchas de estas autovías en algunas de las zonas de mayor patrimonio natural de España. Y esto a pesar de que el PEIT está siendo investigado desde su aprobación por la Comisión Europea por la falta de evaluación de sus efectos sobre  180 espacios protegidos.  

Asimismo, las ONG también denuncian que el PEIT seguirá incrementando las emisiones de gases de efecto invernadero del sector del transporte y agravando el esfuerzo económico del Estado a la hora de cumplir con sus compromisos internacionales en materia de cambio climático.

Ante estos problemas, las ONG insisten en que la revisión del PEIT es prioritaria. Por tanto, la actualización de éste debe realizarse atendiendo a criterios ambientales, sociales y económicos.

En consecuencia, las organizaciones apuntan: "Es necesario un debate profundo sobre qué tipo de transporte queremos en España. El PEIT incluye muchas autovías y trenes de alta velocidad y obras en puertos muy discutibles desde el punto de vista económico, social y,  sobre todo, ambiental". Y concluyen: " Debe haber una actualización del PEIT urgente que tenga en cuenta, de una vez, los criterios ambientales y prescinda de determinadas obras faraónicas".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de