Un vertido de fueloil proveniente de un escape en la central térmica de HidroCantábrico, en Aboño (concejo de Carreño, Asturias), se ha extendido a lo largo del litoral y ha obligado a colocar la bandera roja en varias playas del municipio.  Desde la compañía, aseguran que el suceso se debió a un cúmulo de circunstancias adversas, al coincidir la rotura de una tubería de fuel y la existencia de una filtración accidental en una arqueta del sistema de recogida y tratamiento de aguas pluviales (agua dulce) hacia el canal de agua de mar que se utiliza para la refrigeración de los grupos

La fuga fue controlada en torno a las 9:00 de la mañana de ayer pero, posteriormente, el Ayuntamiento de Carreño recibió avisos de avistamientos de manchas de fueloil cercanas a diversos puntos de la costa. Representantes municipales constataron la presencia de fuel en las playas de Peña María, Xibares y Carranques y el avance de algunas manchas hacia el norte, concretamente hacia las calas de Güelgues (Perlora) y Candás.

Para seguir su evolución, en las instalaciones de La Morgal, se constituyó el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) donde, además del Consejero de Presidencia y el Director General de Justicia e Interior, Jose Luis Villaverde, se instalaron los gerentes del 112 y de Bomberos de Asturias, César Álvarez y Antonio del Corro, respectivamente, y responsables de las áreas de coordinación, protección civil e intervención de ambas entidades.

Plan de contingencia

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, declaró ayer la situación 1 del Plan Territorial de Contingencia por Contaminación Marina Accidental (Placampa). Según informó el Gobierno regional, en situación 1 se enmarcan aquellos incidentes que pueden provocar contaminaciones leves y localizadas con aparición de manchas de fuel en playas y zonas rocosas. El Placampa contempla cuatro niveles de riesgo siendo el de mayor gravedad el nivel 3.

Desde las 15:00 horas de ayer, se prohibió el baño en las playas de Carranques, Xivares, Peña María, La Palmera y el Tranquero, donde ondea la bandera roja.

Barreras de contención

Entre otras actuaciones, está previsto instalar barreras de contención para impedir el paso de fuel en el puerto de Candás y se ha solicitado al Ayuntamiento de Carreño que prohíba el acceso a estos arenales y pedreros. Además de las medidas de contención, también se está organizando ya el dispositivo de limpieza de aquellas zonas que puedan verse afectadas.

Rotura de una tubería

La empresa HC informó de que una rotura en una tubería, unida a una filtración accidental en el sistema de refrigeración de la central, provocaron el derrame. Una vez detectada la fuga, el primer paso fue aislar la conducción para minimizar el vertido y su contención en la red de recogida de aguas pluviales, donde se preveía recoger todo el combustible para su posterior tratamiento. Sin embargo, una parte del fuel consiguió colarse por una arqueta hacia el sistema de refrigeración de la central que comunica con la ría de Aboño.

Desde el momento en que se detectó la situación, se puso en conocimiento de las autoridades y los servicios médicos de urgencias. Operarios especializados en limpieza industrial han trabajado, coordinados por el Servicio de Emergencia 112 Asturias, para recoger los restos de fuel que llegan a la costa de Carreño. En las cuatro playas afectadas, se han instalado contenedores para depositar los residuos y su posterior tratamiento en Cogersa.

La cantidad de fuel es "importante"

Preguntado durante su visita a la playa de La Palmera de Candás, el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, señaló que no está en condiciones de confirmar los datos que se han publicado, que hablan de unas diez toneladas derramadas, pero que la cantidad es "importante", y "afecta a toda la costa del concejo". Interpelado por si podría afectar a otros municipios el consejero señaló que "es difícil de prever", por lo que "habrá que ver cómo evoluciona".

Martínez ha explicado que "nada más tener constancia" del incidente "se activó el Plan Territorial de Contingencia de Contaminación Marítima por primera vez a las 11:15 y, tras evaluar la situación, sobre la 13:20 horas se pasó al nivel 1 de alerta", el que permite la intervención.

Según el consejero, se está trabajando en varios frentes. Por un lado, se han destinado 40 operarios a la limpieza de la costa y, por otro, se han instalado dos barreras de protección para evitar la llegada de fueloil, una en la bocana del puerto de Candás y otra en el frente de la Playa Palmera. Además, ha destacado la "coordinación con el delegado de Gobierno y el alcalde de Carreño", y la "agilidad" que ha habido en todo momento entre estas administraciones para tener información lo más rápido posible.

Responsabilidades

El alcalde de Carreño, Ángel Riego, ha recalcado la "responsabilidad directa confirmada" de la empresa Hidrocantábrico en el suceso y ha anunciado que se dará cuenta de la información y se debatirán posibles medidas a tomar por parte del Consistorio en la Comisión del Personal del Ayuntamiento.

Riego informó de que ya ha mantenido una conversación con los responsables de la Cofradía de Pescadores, quien le han trasmitido su malestar y su intención de denunciar a la compañía energética. No obstante, ha recordado que el Seprona ya está recabando información de los daños causados en este sentido, de cara a futuras responsabilidades.

"En la época en que estamos, necesitamos que esto se solucione con eficacia y que se puedan abrir las playas cuanto antes", ha señalado Riego, tras confesar que el panorama contemplado al ver las primeras manchas le ha recordado al suceso del Prestige.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de