El Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea ha alcanzado un acuerdo político sobre la propuesta de Reglamento del Consejo para la protección de ecosistemas marinos vulnerables en alta mar de los efectos adversos de la utilización de artes de fondo. Este Reglamento incorpora, como solicitaba España, que se tengan en cuenta los estudios científicos para la identificación de los fondos vulnerables como base de las prohibiciones.

En este sentido, España ha puesto de manifiesto la realización de los estudios científicos realizados desde el año 2005 por los barcos oceanográficos españoles en diferentes áreas marinas.

Concretamente, en el año 2008 el barco oceanográfico del MARM, Miguel Oliver, ha obtenido los primeros resultados del cartografiado de los fondos marinos en el Atlántico Sur Occidental.

A petición de España, y de conformidad con la resolución de Naciones Unidas de 2006, no podrá llevarse a cabo actividad pesquera con artes de fondo en aquellas zonas de alta mar donde no se haya llevado a cabo una evaluación científica del impacto sobre los fondos marinos. Consecuentemente, no cabrá actividad pesquera de fondo en las zonas donde se identifiquen ecosistemas marinos vulnerables.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de