El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino presentó el pasado viernes un informe al Consejo de Ministros sobre la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad aprobada el 13 de diciembre de 2007. Esta norma supuso un avance muy importante en la política de conservación de la naturaleza española, al extender esa política desde el ámbito restringido de la protección de espacios y especies protegidos a la totalidad del territorio.

Además, recoge las normas y recomendaciones internacionales que instrumentos legales internacionales, especialmente el Convenio de la Diversidad Biológica, han ido estableciendo en los últimos años.

Los principios de la Ley se centran en el mantenimiento y utilización sostenible de los procesos ecológicos esenciales y de los sistemas vitales básicos, en la preservación de la diversidad biológica, genética, de poblaciones y de especies, y en la preservación de la variedad, singularidad y belleza de los ecosistemas naturales, de la diversidad geológica y del paisaje.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de