El huracán “Ike” alcanzó hoy la categoría 4 a su paso por el Atlántico y se convirtió en “extremadamente peligroso”, con vientos de 215 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH), con sede en Miami.

“Ike” avanzaba hacia el noroeste, pero se espera que dé un giro hacia el oeste en las próximas horas, lo que lo llevaría hacia aguas abiertas del Atlántico occidental central.

Aún es muy pronto para decir si algún territorio será afectado por el huracán, o si amenazará a los campos petroleros en el Golfo de México, dijo el CNH. También es pronto para pronosticar la amenaza que supone este huracán para las productoras de gas natural en el Golfo de México.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de