Esta campaña, compuesta por tres estudios principales, se ha desarrollado a bordo del buque de investigación pesquera y oceanográfica "Miguel Oliver", propiedad del MARM (Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino), en la que participan expertos y científicos internacionales de España, Canadá, Reino Unido y Rusia. 

El proyecto, que se inició a principios de junio, se ha realizado en colaboración con otros miembros de la Northwest Atlantic Fisheries Organization (NAFO), principalmente Canadá, para la exploración de los fondos de las aguas internacionales (por fuera de las 200 millas de los países ribereños), situados en el área de regulación de la NAFO. 

La información derivada de estas campañas permitirá ofrecer una imagen integrada y completa del ecosistema, así como identificar de modo preciso las zonas candidatas a proteger, en cumplimiento de los requerimientos de la Resolución 61/105 de la Asamblea General de Naciones Unidas. 

España, impulsora en la investigación de los ecosistemas marinos

España se ha convertido en pionera e impulsora en la investigación sobre la presencia de ecosistemas marinos vulnerable, con objeto de reforzar su compromiso con Naciones Unidas como país que promueve una pesca sostenible y responsable

El MARM, antes de la Resolución (61/105) de 2006 de la Asamblea General de Naciones Unidas que manifestaba su preocupación por el impacto de las pesquerías sobre ecosistemas marinos singulares, inició en 2005, junto al IEO, una serie de proyectos encaminados a explorar y cartografiar los fondos marinos donde trabaja la flota de altura española, con objeto de localizar la presencia de posibles ecosistemas marinos vulnerables y, en consecuencia, proponer las medidas necesarias para su protección.