Con esta Bandera Negra se denuncia especialmente la situación del colector de aguas fecales que discurre enterrado por la playa desde Las Dunas hasta el final de las casas de Bonares y que se rompió con los últimos temporales, quedando al descubierto su carga de contaminantes y vertidos sobre la arena, con los riesgos sanitarios que conlleva. Para los ecologistas, aunque se ha hecho una reparación provisional del colector, esta situación se sigue manteniendo, junto a la permanencia de edificaciones ilegales en zona de dominio público, a pesar de que hace ya varios años que se aprobó el Plan de Ordenación de Mazagón donde se insta a la restauración de la zona dunar y a la retirada del colector de la playa a una zona situada tras el paseo marítimo.

El MARM gastó casi 3 millones de euros en arena artificial

Ecologistas en Acción denunció también el mal funcionamiento de la depuradora, cuyos datos analíticos indican que durante casi todo el año su vertido no reúne las condiciones mínimas en materia de DQO (Demanda Química de Oxígeno) y DBO (Demanda Biológica de Oxígeno). 8 muestras de DQO y otras de DBO no son conformes a la ley, con el agravante de que 6 de estas sobrepasan al 100% el máximo permitido.

Por otra parte los asistentes a la colocación de la Bandera Negra consideraron casi obsceno que el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino se gastase 2.813.608,86 € el año pasado en aportes artificiales de arena que una tarde un temporal se llevó.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de