Los Ministros Europeos de Agricultura no han conseguido acordar una ley estricta para frenar el comercio de madera procedente de talas ilegales en los mercados de Europa. WWF recuerda que este problema es una grave amenaza para los bosques valiosos del Planeta y que la UE tiene un papel clave, al ser uno de los principales importadores de madera a escala.
   
“Resulta muy decepcionante ver que los políticos están destacando la importancia de eliminar la presencia de madera ilegal en los mercados de la UE, pero no son capaces de dar pasos concretos para frenar una de las principales amenazas a la biodiversidad y al desarrollo socioeconómico en las zonas tropicales” apunta Félix Romero, Responsable del Programa de Bosques de WWF España.
 
Y continúa “Es un signo preocupante que los mismos países de la UE, que ahora están discutiendo en Copenhague la función crucial de los bosques para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y luchar contra el cambio climático, no sean capaces de tomar decisiones significativas para evitar su destrucción”.

Por tanto, WWF pide a la presidencia española de la UE que asegure para junio de 2010 el acuerdo, por parte del Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de Agricultura, de una herramienta legislativa fuerte para luchar contra las actividades ilegales en el sector forestal y proteger así; la riqueza de los bosques.

Un estudio encargado por La Comisión Europea sitúa los costes de la pérdida forestal entre 1.4 y 3.5 billones de euros anuales.

Un informe de WWF estima que el 16-19% de la madera importada por la UE en 2006 provino de países donde la tala ilegal es un problema frecuente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de