Ecologistas en Acción ha puesto en marcha hoy una campaña dirigida a recoger el medio millón de euros que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) le solicitó la semana pasada para paralizar las obras de la M-501.

La organización ecologista tildó de "ilegalidad" las obras que ejecuta la Comunidad de Madrid ante la "negativa" de la Consejería madrileña de Transportes para frenar los trabajos y el "silencio" de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Por eso ha puesto en marcha esta iniciativa, que hoy a las 11.00 horas presentará en su sede.

Ecologistas señaló que en el año 2000 tanto el Gobierno autonómico como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desestimaron el desdoblamiento, planteando alternativas para mejorar la seguridad de la carretera.

No obstante, en 2005 el Gobierno regional aprobó la conversión en autovía de la M-501, por lo que la organización ecologista recurrió la aprobación. En febrero de este año el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) emitió sentencia en la que declaraba nula la aprobación del proyecto e instaba a la restauración de los terrenos a su estado original.

La Comunidad de Madrid recurrió la sentencia ante el Tribunal Supremo (TS) y no paralizó los trabajos de desdoblamiento. Entonces, Ecologistas pidió al TSJM la ejecución provisional de sentencia, es decir, que se paralizasen las obras en tanto el TS se pronuncie.

El pasado miércoles, la resolución de la Sección Novena de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM dio la razón a Ecologistas y confirmó la sentencia, al tiempo que indicó que la Administración regional debe adoptar "todas las medidas necesarias para precaver los riesgos para las personas, la seguridad vial y el medio ambiente que pudiera provocar la suspensión de los trabajos". Para proceder a la paralización, el Tribunal ha impuesto además una caución de 497.367 euros a la organización ecologista, cantidad que ahora esperan recaudar los ecologistas.

Al día siguiente, el Gobierno regional recurrió el acto porque entiende que los trabajos se están ejecutando con un respeto "escrupuloso" hacia el medio ambiente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de