El Juzgado de Villarcayo (Burgos) ha desestimado el recurso de Nuclenor en el que pedía la imputación de los testigos en el caso de la acción de denuncia pacífica realizada por activistas de Greenpeace el pasado 5 de junio de 2012 en la central nuclear de Santa María de Garoña.

"Nuclenor pretendía llevar Greenpeace a los tribunales por sacar a la luz los problemas de seguridad de su central nuclear", ha declarado Raquel Montón, responsable de la Campaña Nuclear de Greenpeace. Hasta el momento, lo único que Nuclenor ha demostrado es que la energía nuclear no es tan barata como decía", ha añadido Montón.

Nuclenor, la empresa propietaria de la central nuclear de Garoña, presentó un recurso ante el Juzgado de Instrucción de Villarcayo en el que solicitaba la imputación de los testigos en el caso de la acción de denuncia pacífica realizada por activistas de Greenpeace el pasado 5 de junio de 2012 en la instalación atómica, sin determinar el delito por el que pedía la imputación ni la responsabilidad civil que igualmente reclamaba.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de