En primer lugar, es generadora de los afluentes de los ríos Sonora, Santa Rosa y Bavispe, mismos que representan más de un tercio de la generación de agua del estado de Sonora.

Asimismo, se caracteriza por sus zonas muy altas e inaccesibles, lo que le permite contar con fauna muy variada, ya que constituye el refugio y hábitat de especies como el oso negro, jaguar, puma, ocelote, águila real, águila calva, guajolote silvestre, perrito de la pradera, jabalí de collar, castor, venado cola blanca, venado bura, murciélagos, coyote y zorra gris, por mencionar algunos.

Además, su valor paisajístico es también importante, ya que varía según la temporada del año, ofreciendo imágenes en tonos ocres en el otoño o blancas postales durante el invierno, gracias a sus cumbres nevadas.

Los festejos por el 74 aniversario de la creación de la Reserva Forestal Nacional y Refugio de Fauna Silvestre Ajos Bavispe, incluyeron jornadas de limpieza y reforestación, presentaciones de obras de teatro y pláticas a los alumnos de las escuelas ubicadas en los municipios aledaños.

De igual modo, se llevaron a cabo diversos eventos y exposiciones en plazas públicas de las cabeceras municipales, para hacer conciencia entre la población de Sonora, sobre la importancia de tener un Área Natural Protegida cerca del lugar donde viven.

La Reserva se encuentra en una región conocida como Sky Islands (Islas del Cielo) y se divide en 5 fracciones que ocupan parte de 14 municipios.

El Gobierno de la República impulsa el manejo de las Áreas Naturales Protegidas, ya que éstas son el instrumento más efectivo para la conservación de los recursos naturales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de