En concreto, trabajan para la promoción, protección, conservación y mejora del medio, favoreciendo además la inclusión de colectivos en riesgo de exclusión social.
 
Actuaciones concretas en Burgos, León, Segovia, Soria y Valladolid 

El convenio vigente firmado entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y La Caixa asciende a 1.150.000 euros. Con este importe se ha previsto la realización de las siguientes actuaciones en Castilla y León: en la provincia de Burgos, en el espacio de Neila y Sabinares del Arlanza, se procederá a la restauración forestal de zonas degradadas que contribuyan a la absorción de CO2 y al mantenimiento de bosques autóctonos, incluido el Programa de Voluntariado; en la provincia de Valladolid, en las Riberas de Castronuño, se realizará la mejora Ambiental mediante empresas de integración social; en la provincia de Soria, en el Cañón de Río Lobos, también se acometerá la mejora ambiental mediante empresas de integración social; en la provincia de León, en Las Médulas, se acometerá un Plan de mejoras de humedales, incluido el Programa de Voluntariado; en la provincia de Ávila, se llevarán a cabo acciones de conservación y seguimiento del Águila Imperial; en la provincia de Segovia, en las Hoces del Duratón y Riaza, se procederá a la mejora ambiental y labores de conservación del hábitat, incluido el Programa de Voluntariado; y en diferentes provincias de la Comunidad se realizará un plan de mejoras de microrreservas, un plan de mejoras de árboles notables de Castilla y León y actuaciones de difusión y divulgación de los valores ambientales.
 
Reserva de Castronuño-Vega del Duero

La Reserva de Castronuño es un espacio situado al centro-oeste de la provincia de Valladolid, cuyo territorio engloba el tramo de río Duero comprendido entre las localidades de Tordesillas y Castronuño. Tiene una extensión cercana a las 8.500 hectáreas y en esta zona se están realizando diversos trabajos, como el arreglo de la ornamentación de las jardineras de la entrada a la Casa del Parque. Se trata de una zona muy frágil por su función de espacio de reproducción, refugio e invernada para una gran variedad de especies, algunas de ellas en peligro de extinción. Acoge una de las escasas colonias de cría de garza real y martinete de la Comunidad.
 
Esta reserva es un espacio de gran riqueza faunística en el que se han inventariado 189 especies de aves, 24 de mamíferos, diez de reptiles, cinco de anfibios y nueve de peces. Constituye, por tanto, un emblemático ecosistema palustre que destaca por su importancia para la nidificación y como zona de invernada de muchas y variadas aves acuáticas, tales como ánades reales, patos cucharas, porrones comunes, porrones moñudos y cormoranes.
 
Conforma asimismo un interesante bosque de ribera, formado principalmente por chopo negro, sauce, álamo blanco, fresno y majuelo, que acompaña al río en su sinuoso discurrir por la llanura sedimentarla.
 
Además, en la zona conocida, como “La Muela” se están arreglando las mesas y bancos, al igual que toda la señalización de esta área. En la Senda de los Almendros, se está llevando a cabo un desbroce y se está procediendo a la creación de una talanquera ecológica, con el objetivo de sujetar un desprendimiento que se ha producido recientemente. También los diferentes observatorios, de los que se puede disfrutar a lo largo de los 3 kilómetros de la Senda, están siendo objeto de mejora. En esta actuación están trabajando cinco personas en riesgo de exclusión social.
 
7,3 millones de euros para siete planes de actuaciones
 
A lo largo de estos seis años se ha renovado anualmente el convenio, que ha supuesto una inversión por parte de la Obra Social La Caixa de 7,3 millones de euros. Gracias a ello se han ejecutado 41 actuaciones, enmarcadas dentro de siete grandes proyectos. Para llevar a cabo todas estas acciones, desde el año 2009 se comenzó a dar prioridad a la ocupación de colectivos de personas en riesgo de exclusión social. Para ello, se ha ofrecido acceso al mundo laboral a colectivos especialmente frágiles -personas en situación o riesgo de exclusión social y discapacitados-. En total, los proyectos ejecutados hasta la actualidad han permitido la contratación de 460 personas en riesgo de exclusión, y en 2012 la previsión es integrar en la ejecución de las actuaciones a 82 trabajadores, lo que hará un total de 542 personas.
 
El primero de ellos ha consistido en la mejora de la accesibilidad en los espacios naturales, con dos trabajos: la realización de sendas accesibles en Picos de Europa, Médulas, Las Batuecas-Sierra de Francia, La Fuentona, Lago de Sanabria, Fuentes Carrionas, Hoces del Duratón, Hoce del Riaza. Sierra de Gredos, Valle de Iruelas, y Arribes del Duero; y la elaboración de materiales didácticos y expositivos accesibles.
 
El segundo proyecto ha sido la mejora del uso público del medio natural, que ha englobado cuatro actuaciones: la construcción de la senda del Oso en la montaña palentina, mejora de varios senderos y aéreas recreativas, conservación y mejora ambiental en los espacios naturales del Cañón del Río Lobos, Hoces del Riaza, Médulas, y Sabinar del Calatañazor; la conservación y mejora ambiental del Camino de Santiago en Palencia, y del Pinar de Antequera y área recreativa del Fuente el Sol, en Valladolid; la adecuación de senderos en Espinosa de los Monteros, Canal de Castilla, Tierra de Campos, y Valle de Santullán; y la Senda del Escultor URSI.
 
El tercer plan destacado se ha centrado en actuaciones dirigidas a la disminución de emisiones de CO2 que contribuyan a la lucha contra el cambio climático, y se ha ejecutado a través de dos actuaciones: la sustitución de luminarias en varios municipios de Espacios Naturales; y la instalación de calderas de biomasas en Casas del Parque.
 
El cuarto proyecto ha consistido en la mejora y conservación de hábitats de especies en peligro de extinción, con un trabajo destacado: la mejora del hábitat del urogallo y seguimiento del águila imperial. El quinto plan ha permitido la mejora y conservación de humedales, como la Laguna de Villadangos, la Laguna de El Carpio y la Laguna de Monteagudo de las Vicarias. El sexto proyecto se ha centrado en la restauración de zonas degradadas mediante repoblaciones forestales, que ha englobado dos actuaciones: la repoblación forestal con especies autóctonas en Barcenilla; y la repoblación forestal de zonas incendiadas en la Sierra de Gredos. Por último, el séptimo plan destacado ha consistido en la realización de campañas de difusión y divulgación que dieran a conocer a la sociedad la riqueza de nuestro patrimonio natural y la necesidad de su conservación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de