Jornada de voluntariado

Alrededor de 26 voluntarios, entre empleados de Gas Natural Fenosa y familiares, participaron el fin de semana pasado en una jornada de voluntariado organizada con la colaboración de la Fundación Global Nature dirigida a mejorar el entorno de la Laguna del Altillo Chico. Esta laguna forma parte de un conjunto de humedales manchegos protegidos bajo diversas figuras: forman parte de la red europea Natura 2000 y están incluidos en la Reserva de la Biosfera “La Mancha Húmeda”, declarada por la UNESCO en 1980. 

Los hábitats que rodean estas lagunas manchegas, las estepas salinas mediterráneas, son ecosistemas únicos en Europa con un alto valor ambiental, razón por la cual se consideran por las directivas comunitarias como de conservación prioritaria. Estas zonas se caracterizan por la presencia de especies vegetales adaptadas a la alta salinidad, como el albardín, el salicor y los limonios o acelguillas saladas. 

Para mejorar la conservación de las praderas de acelguillas saladas, los voluntarios realizaron plantación en suelo de 250 ejemplares y semillado en bandejas de alveolos para su crecimiento en vivero y utilización en restauración vegetal en próximas temporadas. 

Esta actividad se completó con la limpieza de zonas perilagunares y la construcción de cajas nido para aves insectívoras, contribuyendo así a mejorar la biodiversidad del entorno de la laguna del Altillo Chico. El material para la construcción de las cajas nido está elaborado por Grefa (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat), entidad con una larga trayectoria en la conservación de la fauna silvestre. 

Esta jornada se enmarca en el Programa de Voluntariado Ambiental Corporativo puesto en marcha por Gas Natural Fenosa, con el objetivo de fomentar entre sus empleados una actitud positiva en la conservación del medio natural en entornos naturales cercanos a sus centros de trabajo. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de