Las tareas se realizarán a partir de ahora al norte de la finca de sa Gramola, donde ya ha finalizado la primera fase de restauración, y serán coordinadas, como hasta ahora, por la agrupación de Protección Civil de Andratx con el asesoramiento y colaboración de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio.

Según han informado desde el Gobierno balear en un comunicado, este sábado un grupo de unos 70 voluntarios comenzarán a trabajar en esta zona, donde no se espera una buena regeneración natural porque los árboles existentes antes del verano ya eran escasos debido a incendios anteriores.

El lugar en cuestión es una vertiente medianamente pronunciada y orientada hacia el oeste, donde los voluntarios prepararán el terreno para empezar a plantar árboles.

Se prevé que en una superficie aproximada de siete hectáreas se planten ejemplares autóctonos de pino blanco y acebuches, procedentes del vivero forestal de la finca pública de Menut. Para asegurar la supervivencia de los árboles, se colocarán protectores y se harán microcuencas para retener el agua.

Desde el Ejecutivo autonómico han explicado que se trata de trabajos más ligeros que los realizados en la primera fase, de retirada de madera quemada y construcción de pequeñas presas para evitar la erosión del terreno, por lo que esta nueva etapa de trabajo voluntario es apta para un público más amplio y también se permite la participación de menores, siempre que lleven la autorización pertinente.

Cabe destacar que las jornadas de voluntariado se continuarán realizando cada sábado por la mañana, en horario de 8.45 horas a 14.00 horas, y se alargarán hasta el 14 de diciembre.

Para inscribirse en alguna de las jornadas previstas es necesario rellenar el formulario que se puede descargar desde la sección de "Voluntariado" de la página web "http://totspersaserra.caib.es".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de