Un estudio sobre la basura submarina ha revelado que el número de bolsas de plástico en el agua se ha reducido considerablemente, mientras que la presencia de otros tipos de plástico ha aumentado. Los expertos apuntan que el cobro de las bolsas de plástico en los comercios como la causa principal de estas buenas cifras.

Los autores, un equipo de investigadores de Reino Unido, han explicado a la BBC que llevan 25 años trabajando en el informe y recogiendo cifras. Gracias a ello, han llegado a la conclusión de que desde 2010 hay un 30% menos de bolsas de plástico en el mar, especialmente en aguas de Noruega, Irlanda, Francia y Alemania, los primeros países que empezaron a cobrarlas en los comercios.

Además, los científicos apuntan que un cambio en la composición de las bolsas aceleraría la velocidad de su descomposición. El coautor del estudio -publicado en la revista Science of the Total Environment-, Thomas Maes, del Centro de Medio Ambiente, Pesca y Ciencias de la Acuicultura de Reino Unido, ha declarado a la cadena británica que "es alentador ver los esfuerzos de toda la sociedad para reducir las bolsas de plástico y cómo está teniendo un efecto".

Una reducción notable

El científico ha insistido en que la caída es muy notable: "Observamos fuertes disminuciones en el porcentaje de bolsas de plástico capturadas por las redes de pesca de arrastre en el fondo marino en el Reino Unido. Trabajando juntos podemos reducir, reutilizar y reciclar para abordar el problema de la basura marina".

Los expertos han recopilado los resultados de encuestas al personal de los barcos que se encontraron con plástico entre 1992 y 2017, y declararon que lo más común era encontrarse con bolsas y botellas.

Por otro lado, hallaron restos de pesca como redes y líneas muy significativos. Por ello, los investigadores sugieren que una mejor capacitación de la industria podría ayudar a reducir la cantidad de artículos relacionados con la misma que se encuentran en el fondo del mar. Actualmente, nuestros océanos recogen una cantidad de basura comparable a cinco islas. En España, la ley que obliga a cobrar por las bolsas de plástico aún no ha entrado en vigor, aunque debería haberlo hecho en el mes de marzo.