La Fundación Biodiversidad, fundación pública del Gobierno de España, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, colabora en la plantación de 75.000 árboles en España a través de proyectos propios y apoyando a una red de organizaciones. Hay tres tipos de actuaciones que tienen al árbol como protagonista: la gestión forestal orientada a la prevención de la erosión, la desertificación y los incendios; los nuevos aprovechamientos sostenibles de recursos naturales y la mejora de hábitats de especies protegidas.

Con ocasión del Día Mundial Forestal, la Fundación Biodiversidad quiere destacar algunos de los proyectos que desarrolla, tanto en España como en el ámbito mediterráneo y en África.

“Cien millones de árboles en la Península Ibérica” es el proyecto que la Fundación Más Árboles propone para todas las regiones españolas a través de una red de voluntarios, con el horizonte de 2012. “El diseño de una estrategia de prevención de grandes incendios forestales mediante la multifuncionalidad del bosque y el paisaje en mosaico”, por su parte, es el título del proyecto que lleva adelante la Asociación para la Promoción Socioeconómica de los Municipios del Caroig, y que pretende superar la táctica de los cortafuegos lineales, insuficientes para hacer frente a las labores de extinción.

Por otro lado, una buena gestión forestal trata de conseguir un aprovechamiento sostenible de los recursos en zonas que requieren una especial intervención, lo que redunda en beneficios en cuanto a la promoción del empleo rural y la fijación de población. En este sentido, se trabaja en el proyecto de “Conservación y promoción del castaño en el Monumento Natural de las Médulas”, en León, y en la “Racionalización ambiental del uso de fitosanitarios y del agua en los cultivos frutales del valle de Las Calderechas, en Burgos”.

 Asimismo, la conservación de especies de fauna amenazadas requiere de actuaciones de mejora de los hábitats. En este campo, la Fundación Biodiversidad colabora con SEO/BirdLife en el rescate de ejemplares de urogallo en los bosques de la Cordillera Cantábrica. Igualmente, trabaja conjuntamente con la Fundación Oso Pardo en la plantación de árboles frutales en los municipios de Villablino y Cangas del Narcea, con el objetivo de incrementar la disponibilidad alimentaria del oso.

En el marco del Programa empleaverde, la Fundación Biodiversidad fomenta también la creación de empleo en los sectore



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de