Capturas ilegales

Dos de esas denuncias se levantaron a embarcaciones de pesca profesional por la captura de 13 y 25 kilos respectivamente de breca, bocinegro, sama pluma, vieja y sargo, con una talla inferior a la que establece el Decreto 155/1986 con el objetivo de proteger los recursos pesqueros para garantizar así la sostenibilidad de las especies y la propia actividad pesquera. El pescado fue entregado a centros benéficos de la isla.

En una tercera actuación los agentes detectaron dos nasas sin identificación ni señalización, localizadas a dos metros de profundidad que fueron retiradas y posteriormente destruidas. La dirección general de Pesca del Gobierno Canarias, que dirige Orlando Umpiérrez, recuerda que la profundidad mínima para calar nasas en Gran Canaria es de 18 metros de acuerdo con el artículo 25 del Reglamento de la Ley de Pesca de Canarias.

En una cuarta acción los agentes denunciaron a un individuo practicando pesca submarina en una zona no permitida del municipio de Las Palmas de Gran Canaria. A la persona denunciada, que se encontraba en la zona de La Puntilla, se le decomisaron ocho kilos de pulpo, de los cuales tres ejemplares tenían peso inferior al reglamentario. El peso mínimo de captura del pulpo en Canarias es de un kilo de acuerdo con la Orden de 2 de mayo de 2011 que regula el marisqueo en el Archipiélago. Los productos decomisados también fueron entregados a un centro benéfico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de