En este sentido, la Consejería de Medio Ambiente ha convenido destinar 150.000 euros a la financiación de los proyectos de la Fundación Obra San Martín; SERCA, Servicios Cántabros; la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Cantabria, Caminando, y AMICA.
 
El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, ha destacado el respaldo que suponen estos 150.000 euros a "la integración de las personas con discapacidad y, en consecuencia, al impulso del desarrollo socioeconómico de la comunidad autónoma, ligado al fomento de la sostenibilidad". A juicio de Martín, "la incorporación de la discapacidad como variable en el diseño de políticas e iniciativas medioambientales es ineludible, máxime en su carácter de nuevo nicho de empleo para los colectivos de mayor vulnerabilidad en la actual situación de crisis".
 
Con esta cuantía, la Consejería de Medio Ambiente subvenciona la adquisición de maquinaria y otros útiles de trabajo adaptados al personal en situación de discapacidad; la mejora y adecuación general de las condiciones de sus entornos de trabajo, así como su formación y capacitación profesional. Concretamente, se destinan 14.125,94 euros al proyecto "Medio Ambiente, una apuesta de presente", de la Fundación Obra San Martín; 50.000 euros a la "Reforma general de riego", propuesta por SERCA; 50.000 euros a la iniciativa de "Formación e inserción sociolaboral de personal con DCA en materia de reciclaje" de la Asociación Caminando, y, por último, 35.874,06 euros a la actuación de "Mejora en la infraestructura y los medios de trabajo para personas con discapacidad en el centro Entorno" de AMICA.
 
La línea de ayudas a iniciativas singulares de empleo y medio ambiente, incluida en el Plan Estratégico de Subvenciones de la Consejería de Medio Ambiente, se puso en marcha en 2007, impulsada por la Ley de Cantabria 2/2007, de 27 de marzo, de Derechos y Servicios Sociales, en la que se reconoce la obligación de las Administraciones públicas de garantizar la proyección e inserción laboral de las personas dependientes. 
En el periodo transcurrido desde su primera convocatoria, los principales destinatarios del programa de apoyo a iniciativas singulares de empleo y medio ambiente han sido los colectivos cántabros de integración y atención a las personas con discapacidad física o intelectual. En este sentido, más de 200 trabajadores resultaron beneficiados con cargo a esta línea de ayudad durante el pasado ejercicio. En las convocatorias de 2008, 2009 y 2010, la Consejería de Medio Ambiente ha destinado a esta iniciativa una cifra conjunta de 450.000 euros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de