La mítica banda de rock estadounidense Pearl Jam compensará las emisiones de dióxido de carbono que generen durante su gira por Latinoamérica este año 2015, mediante inversiones estratégicas en proyectos de mitigación de carbono (REDD+) en el Bosque de Protección Alto Mayo, área natural protegida ubicada en la región San Martín.

Esta práctica la realizan desde hace más de una década y, esta vez, Pearl Jam compensará las presentaciones que vienen realizando del 4 al 28 de noviembre, mediante proyectos de Reducción de Emisiones por la Deforestación y Degradación de Bosques que se vienen desarrollando en dos países de la región: Perú mediante el proyecto REDD+ implementado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP) y Conservación Internacional (CI) en Alto Mayo; y el Proyecto Valparaíso en Brasil de la Fundación Carbonfund.org.

“Es bueno reconocer los impactos negativos que nuestro negocio tiene en el planeta, junto con los positivos. Al salir de gira, causamos emisiones de dióxido de carbono. Buscamos constantemente formas para reducir y mitigar eso. Nuestra estrategia ha sido, esencialmente, ponernos un impuesto a nosotros mismos por el equivalente de nuestras emisiones de CO2, e invertir ese dinero en proyectos de mitigación de emisiones. Esperamos que esto sirva de inspiración para que otras empresas y gobiernos exploren formas para compensar su huella de carbono”, dice Stone Gossard, guitarrista y fundador del grupo.

Pearl Jam ha estado monitoreando las emisiones provenientes de sus giras desde el 2003. A la fecha, han invertido en mitigación poco más de 500 mil dólares. Esta compensación incluye los viajes aéreos de la banda y el equipo, hoteles, camiones y viajes de carga, así como la energía consumida en cada lugar. Ambos proyectos en los que Pearl Jam está invirtiendo este año han sido certificados en los más altos niveles y están estructurados para ayudar a combatir los impactos negativos del cambio climático y al mismo tiempo, proveer de beneficios reales a las comunidades locales.

El Proyecto de SERNANP y CI en el Bosque de Protección Alto Mayo en Perú fue el primer Proyecto REDD+ ubicado en un área natural protegida. Este proyecto demuestra el tremendo potencial de los bosques tropicales para enfrentar al cambio climático, generar beneficios para la población local y mantener servicios ecosistémicos críticos, incluyendo la regulación de agua, prevención de erosión de suelo y la mejora del rendimiento de cultivos a través de la polinización natural y control de plagas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de