El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha participado en Córdoba en la presentación de este protocolo de colaboración entre la Consejería de Medio Ambiente y la Universidad cordobesa (UCO) en materia de extinción de fuegos, que tiene una duración inicial de 12 meses y una inversión de 40.500 euros

El principal objetivo de esta iniciativa es desarrollar un procedimiento para la creación de pantallas verdes que dificulten la propagación de las llamas en caso de incendio, recurriendo a la plantación de especies vegetales que se caractericen por su baja inflamabilidad y reducida combustibilidad. Estas pantallas están destinadas a reforzar los sistemas lineales preventivos ya existentes, como los tradicionales cortafuegos y otras áreas, líneas, fajas y bandas colindantes de seguridad.

Asimismo, el proyecto conlleva un estudio que permitirá caracterizar de las especies vegetales más idóneas para tales fines y determinar el método de ingeniería forestal más idóneo para la obtención de resultados positivos. Además, aunque el estudio está dirigido inicialmente a la colocación de estas infraestructuras preventivas en los montes gestionados por la Consejería de Medio Ambiente en la provincia de Sevilla, está prevista la realización de una evaluación económica de las diferentes soluciones que se determinen, a fin de obtener una estandarización que ayude a extender el procedimiento a cualquier ecosistema mediterráneo.

Este protocolo de colaboración se materializará a través del Laboratorio de Defensa contra Incendios Forestales, adscrito al Departamento de Ingeniería Forestal de la Universidad de Córdoba (UCO), y según el consejero, los resultados supondrán un paso adelante "en la labor de transformación y transferencia de los resultados de las investigaciones científicas hacia el campo de la gestión ambiental".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de