Aumenta a 61 el número de personas que murieron este miércoles en los cuatro departamentos más afectados de Haití tras el paso del huracán “Hanna”, según el último balance oficial recogido por la agencia de noticias “AlterPresse”.

La mayoría de las víctimas murieron como consecuencia de las fuertes inundaciones y los corrimientos de tierra en el norte del país, en concreto en la región de Artibonite, y en la ciudad de Gonaives, 171 kilómetros en el norte de Puerto Príncipe, donde el nivel de las aguas asciende a más de un metro y medio.

En todas las regiones afectadas del país se constataron importantes daños en la agricultura, la ganadería y las infraestructuras de carreteras. Asimismo, 15.134 personas fueron evacuadas, 6.790 fueron trasladas a refugios provisionales y 3.307 casas quedaron destruidas.

Las lluvias torrenciales provocadas tras el paso de “Hanna” han llevado al presidente de Haití, René Preval, a advertir sobre una “catástrofe extraordinaria”, que competiría con la tormenta “Jeanne” que dejó 3.000 personas muertas en el país caribeño hace cuatro años, según informó Reuters.

“Estamos en una situación realmente catastrófica,” dijo Preval, quien planeaba sostener conversaciones de emergencia con representantes de países donantes para pedir ayuda. “Se cree que comparada con “Jeanne”, “Hanna” podría causar aún más daño”, dijo en referencia a una tormenta que impulsó una cascada de agua y lodo hacia Gonaives y otras partes del norte y noroeste de Haití en septiembre de 2004.

Los pronósticos indican que “Hanna” avanzará este jueves hacia el centro y norte de las Bahamas, recuperando la categoría de huracán con vientos de, al menos, 119 kilómetros por hora antes de azotar el sábado la costa de Estados Unidos cerca de la frontera entre Carolina del Norte y Virginia.

El Gobierno de las Bahamas levantó una alerta de huracán para la parte noroeste de las islas, lo que significa que sigue en vigor la alerta de tormenta tropical en las Bahamas y en las Islas Turcas y Caicos, dijo el centro de huracanes.

“CICLON TROPICAL TENAZ”

“Hanna” ha sido un “ciclón tropical tenaz” que se prevé que recupere fuerza de huracán en un día o dos, o quizás antes, según informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. “Podría ser necesaria una alerta de huracán para una parte de la costa sudeste de Estados Unidos para la mañana del jueves”, añadió el centro. Asimismo, la tormenta tropical “Josephine” también avanzaba por el Atlántico rumbo al oeste, detrás de “Ike”, que comenzó a debilitarse.

El Gobierno estadounidense ha pronosticado que entre 14 y 18 tormentas tropicales se formarán durante la temporada de seis meses que comenzó el 1 de junio, más del promedio histórico, que es de diez. “Josephine” es ya la décima, formándose antes del punto estadísticamente más alto de la temporada, el 10 de septiembre. La temporada de 2005, que tuvo una actividad récord incluyendo al mortífero huracán “Katrina”, englobó 28 tormentas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de