Imagen: Río Tajo, en Toledo

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de la Dirección General del Agua, ha licitado la contratación de obras para el proyecto de mejora del estado ecológico del río Tajo y afluentes afectado por vertidos de caolín. Las obras, que se ejecutarán en un plazo de 8 meses, tienen un presupuesto base de licitación de más de 1,5 millones de euros con cargo al Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo.

La actuación, que se desarrollará en los municipios de Poveda de la Sierra y Peñalen, tiene como finalidad la mejora de la conectividad de los cauces al procederse a la retirada de materiales sedimentados en los mismos, así como la construcción de dos diques en los arroyos Merdero y Matacabras para la retención de sedimentos de caolín.

Asimismo se procederá a la mejora de los hábitats y recuperación de las comunidades piscícolas y a la mejora de la composición y estructura de las riberas con actuaciones de regeneración de la vegetación de las orillas. Esta actuación generará la creación de 24 empleos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de