El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, ha formulado la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable a la realización del proyecto "Duplicación de la variante en el Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro en la provincia de Zaragoza", obra promovida por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento.

La DIA, que el viernes se publicó en el BOE, ha resuelto que siempre y cuando se autorice en la alternativa y en las condiciones señaladas en la misma, que se han deducido del proceso de evaluación, quedará adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales.

El objeto del proyecto es la duplicación de la calzada en las variantes de El Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro, dos proyectos iniciales refundidos en uno solo por la continuidad de ambos trazados. Una vez realizada la valoración ambiental de las alternativas presentadas, se ha elegido la denominada "Alternativa 2", que duplica las variantes por su margen derecha, como la mejor, por ser la de menor afección ambiental.

Se tomarán las medidas preventivas y correctoras indicadas en el Estudio de Impacto Ambiental (EsIA), tanto en la fase de construcción como en la explotación, en especial las relacionadas con la prevención de impacto por las obras, la prospección y control arqueológico; la protección al sistema hidráulico y la protección acústica mediante pantallas antirruido en la fase de explotación.

Los valores de los espacios atravesados han sido considerados en el EsIA, reconociendo y valorando los impactos causados, que en ningún caso se ha estimado irreversible y que se minimizarán por la aplicación de las medidas correctoras.

En relación con la contaminación acústica se seguirán las especificaciones indicadas en la legislación actual.

La vegetación ha de conservarse especialmente en la zona de ribera del río Ginel, al ser de las de mayor valor ecológico en una zona con predominio de áreas de cultivos de secano y regadío. Para evitar afecciones los viaductos se diseñarán de forma que los pilares queden fuera de los cauces y áreas de dominio hidráulico para preservar la vegetación riparia.

Se planificarán los periodos de actuación para no coincidir con las épocas de reproducción de la fauna y se construirán los pasos y cerramientos que faciliten la movilidad de la misma, así como las oportunas medidas relacionadas con dispositivos de protección.

Se hará una restauración paisajística de las áreas afectadas por las obras para lograr la integración en el medio. Se asegurará la continuidad de la red viaria y vías pecuarias afectadas y en ningún caso se producirá su interrupción de uso como consecuencia de la ejecución de las obras. Se tomarán las medidas oportunas, indicadas en la legislación vigente, con el fin de prevenir los incendios forestales.

En la ejecución del proyecto se deberá fomentar el uso de betunes modificados con y/o de betunes mejorados con caucho procedentes de neumáticos fuera de uso.

El proyecto incorpora un programa de vigilancia ambiental a lo largo de tres fases: previa a las obras, durante la construcción y en la explotación, así como un proyecto de restauración ambiental e integración paisajística para el seguimiento y control de los impactos y la eficacia de las medidas protectoras y correctoras establecidas en el estudio, si se observara que los impactos son superiores a los previstos o insuficientes las medidas inicialmente propuestas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de