Esta iniciativa se desarrolla en el marco del proyecto de I+D+i 06-DIFE-04 para la aplicación de sistemas de pantallas ignífugas y reflectantes como herramienta de control de incendios forestales y equipo.

Este proyecto de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente tiene como objeto que los efectos ignífugos, tras la aplicación del producto sobre el terreno, permanezcan en la vegetación y en el suelo durante un periodo de tres meses, para evitar así la propagación de los incendios forestales. Este producto se aplica fácilmente, no es tóxico ni para el hombre ni para la vegetación y su coste es más bajo que el de otros métodos similares que se encuentran en el mercado.

Las pruebas, realizadas en la finca de Las Navas del Berrocal, se han centrado en la aplicación del producto sobre el terreno, el cual se ha dejado actuar durante dos meses para que se alcancen los efectos esperados. Transcurrido este periodo de tiempo, se ha prendido fuego en el sentido del viento para comprobar que, una vez que las llamas alcancen la zona de la vegetación tratada con el producto, éste no se propague. Estas pruebas se han realizado en una ladera, a media pendiente, con una inclinación del 10%. Asimismo, dos tercios del terreno no van a ser tratados con este nuevo material, para que el fuego tome fuerza así antes de llegar a la zona en la que se ha aplicado el producto ignífugo y que la prueba, de este modo, sea aún más fiable. El área tratada será señalada para identificarla de las demás y se realizará una faja cortafuegos de la finca, para que los efectos de la prueba no sobrepasen los límites de la misma. Un vehículo autobomba con capacidad de 4.000 litros ha sido el encargado de realizar la aplicación sobre el terreno.

Este producto ignífugo con efecto retardante es el resultado de seis años de trabajos de investigación, análisis de laboratorios y varias pruebas, proceso en el que han participado, junto con la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Córdoba.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de