Para la Consejería de medio ambiente,  la protección ambiental debe convertirse en un activo más de la economía andaluza

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha concedido alrededor de 2.800 autorizaciones ambientales unificadas (AAU) y está tramitando casi otro medio millar para la puesta en marcha de determinados proyectos y actividades económicas en la Comunidad autónoma. 

Durante su intervención en el Parlamento andaluz, el consejero, José Fiscal, ha asegurado que este permiso, no previsto en ninguna otra ordenación jurídica, es clave a la hora de equiparar la necesaria protección al medio ambiente y su requerimiento con la escala de la actividad económica a desarrollar. Además de las AAU, la Consejería ha otorgado también 570 autorizaciones ambientales integradas (AAI) a empresas que desarrollan su actividad en Andalucía.

Fiscal ha destacado los esfuerzos realizados por la Junta para simplificar en un permiso único los distintos procedimientos administrativos de prevención y control ambiental que actualmente se exigen para algunos proyectos. 

En esta línea ha afirmado que la burocracia ambiental no debe suponer una traba para el desarrollo del tejido empresarial, sino todo lo contrario. 

Para el consejero la protección ambiental debe convertirse en un activo más de la actividad económica, fomentando la sostenibilidad del sector productivo y la innovación técnica, para lo cual las empresas cuentan con el apoyo y colaboración de la Junta.

Un ejemplo de ello es que la Consejería ha facilitado más de 1.500 cuestionarios a las industrias de los sectores afectados por la norma que actualiza la Autorización Ambiental Integrada, además de realizar un total de 124 visitas de asesoramiento para determinar la obligación o no de la instalación a renovar dicho permiso



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de