La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, ha anunciado en el Parlamento andaluz que la Junta trabaja en la argumentación jurídica para presentar un  recurso ante el Tribunal Constitucional para la retirada de la nueva Ley de Parques Nacionales, “una norma que supone un importante paso atrás en la política de conservación de los espacios naturales”. Para Serrano, esta Ley invade además competencias de las comunidades autónomas y se conforma como un intento de centralización encubierta de la gestión de estos territorios.

En opinión de la consejera, esta norma además de innecesaria, “abre la puerta a la especulación y actividades que han estado prohibidas hasta ahora en estos espacios, potenciando intereses especulativos y particulares y no intereses de conservación”.  

Durante su intervención, la titular de Medio Ambiente ha afirmado que esta Ley  colisiona de manera directa con el Estatuto andaluz y deja sin funciones a los Consejos de Participación, donde están representados todos los organismos y colectivos con intereses en los parques nacionales andaluces.

En este sentido, la consejera ha destacado que desde que el Alto Tribunal sentenciara en 2004 que los parques nacionales debían ser gestionados exclusivamente por los entes autonómicos y cuya transferencia efectiva blindó la anterior Ley de 2007, “nunca se había producido una regresión similar”, como la que se pretende establecer con esta nueva norma.

Por último, ha manifestado que la Junta cuenta con el apoyo de los dos Consejos de Participación de los parques nacionales y del conjunto de la ciudadanía para va tratar de impedir la aplicación de una norma innecesaria “cuyo único objetivo es favorecer intereses privados y poniendo fin, de manera unilateral, a un modelo de conservación muy eficaz y que ha sido objeto de los mayores reconocimientos nacionales e internacionales”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de