Al menos siete personas murieron y cuatro permanencen desaparecidas tras ser arrastradas por la crecida de los ríos como consecuencia de varios día de intensas lluvias, según informaron hoy los servicios de emergencia.

El jefe de la Defensa Civil del país, el coronel Mario Perezcassar, aseguró que las lluvias torrenciales en la nación centroamericana, una de las más pobres de América, forzó la evacuación de cerca de 2.600 personas.

Las lluvias provocaron que se desbordaran los caudales de los ríos y que se bloquearan caminos en un país propenso a las tormentas e inundaciones. Asimismo, los hombres del tiempo alertaron de que las lluvias van a continuar acompañadas de tormentas electrónicasy fuertes vientos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de