Roberto Ferrigno, coordinador de la reforma de la política común de pesca de WWF, declaró: "El diablo está en los detalles, como dicen, pero en este caso se trata de la falta de detalles, puesto que los ministros de pesca han adoptado un texto jurídicamente neutro, con pocos plazos vinculantes y medidas concretas. De aplicarse esta reforma, significaría seguir permitiendo la mala gestión de nuestros océanos y arruinando nuestras poblaciones de peces durante otra década. En el lado opuesto de la moneda, el Parlamento Europeo ha pedido una reforma ambiciosa que ofreciera nuevas leyes de pesca destinadas a restaurar las poblaciones de peces, a través de la transparencia, plazos fijos, rendición de cuentas y cumplimiento”

Esta nueva ley que se encuentra actualmente en proceso se utilizará durante los próximos diez años para proteger nuestros océanos y las poblaciones de peces. Un nuevo análisis de WWF muestra que la recuperación de las poblaciones de peces podría tardar más de 100 años bajo las actuales propuestas de ministros de pesca de la UE, mientras que con la oferta del Parlamento, en solo 10 años se podrían recuperar el 75% de los stocks.

El Consejo ha jugado sus cartas y ahora está en manos del Parlamento Europeo, encabezado por la eurodiputada Ulrike Rodust, decidir si aceptan o no el llamado "compromiso" que el Consejo está ofreciendo. Queda por ver si van a usar su nuevo poder de codecisión para decir que "la falta de acuerdo ahora es mejor que un mal acuerdo para los próximos 10 años”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de