En este sentido, la Directora General de la Comarca VIRCH- Valdés, Meseta Central y Los Andes, María Pía Di Nanno indicó que "la diferencia principal entre las inspecciones y las auditorías consiste en el pre-aviso a la empresa, lo cual asegura la presencia de interlocutores capacitados para atender a los inspectores, así como la duración más prolongada y la revisión de documentación" y mencionó que "mientras nuestro equipo técnico puede realizar de 3 a 4 inspecciones por día, una auditoría lleva entre 6 y 8 horas dependiendo de la envergadura de la empresa, el rubro y el conocimiento previo de la misma".

Respecto de las características de estos controles, Di Nanno detalló que "se inicia con una charla introductoria, en la que se solicitan algunos datos de operación e historia del predio a los representantes de la empresa, luego se hace una recorrida integral del predio, siguiendo la línea de proceso y entrevistando al personal de cada área, posteriormente se revisa la documentación y en caso de contar con tiempo disponible, se realiza una reunión de cierre en la que se plantean los hallazgos y oportunidades de mejora identificados".

Auditorías realizadas

Hasta la fecha se han ejecutado auditorías ambientales en las firmas Soriano de Gaiman, FIPASA de Dolavon, Hidroeléctrica Ameghino, e Industrias Químicas de Trelew, entre otras. La selección de las empresas a auditar básicamente proviene de recomendaciones efectuadas por los inspectores en función de las observaciones ejecutadas en campo mediante las inspecciones.

En relación a este tema, la Directora General explicó que "por ejemplo, días atrás se auditó a la empresa textil FIPASA donde se entrevistó al personal, se recorrió la planta y se tomaron fotografías con el objeto de evaluar en forma general la performance ambiental de la empresa, verificar el cumplimiento de las normas ambientales y la implementación de buenas prácticas de la industria."

En el marco de lo actuado, se verificó el funcionamiento integral de la planta, tanto de la parte operativa como del sistema de tratamiento de efluentes y la gestión de los residuos, teniendo en cuenta los diferentes hallazgos y oportunidades de mejora que pudieran encontrarse para determinar las adecuaciones necesarias a fin de cumplimentar con la legislación vigente.
Para concluir, se labra el Acta de Inspección y se comunica a los responsables de la firma los distintos hallazgos observados, que requerirán acciones correctivas.

Cabe destacar que después de un trabajo de gabinete realizado por el equipo técnico, se realiza un Informe de Auditoría Ambiental que es enviado a la empresa para su conocimiento. Posteriormente, se realizan controles periódicos mediante la evaluación de documentación remitida por la firma e inspecciones al lugar con el objeto de verificar los avances en cuanto a las acciones correctivas propuestas.
 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de