Imagen: Zapatero acompañado por su esposa en las elecciones al Parlamento Europeo
. /MONCLOA

Por Eva San Martín
esanmartin@ambientum.com

Cinco días después de hacerse pública la opinión del Consejo de Seguridad Nuclear de ampliar la autorización para que la central nuclear de Garoña funciones otros diez años más, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha afirmado, preguntado respecto al futuro de la central que “va a cumplir el programa electoral”. El PSOE incluye en su documento guía del partido su compromiso de cerrar “de forma paulatina” las nucleares. La vida útil de Garoña termina en 2011, y ahora será el Gobierno quien tiene que decidir, con el documento del Consejo,  si prolonga o no la vida de la nuclear más allá de ese plazo.

”En este tema, igual que con otras cuestiones, voy a cumplir el programa electoral”, aseguró esta mañana Zapatero a una pregunta del diputado de CIU, Joan Herrera, durante la sesión de control al Gobierno que se ha celebrado esta mañana en el Congreso de los Diputados. El requerimiento de Herrera, la pregunta más madrugadora de la sesión parlamentaria, que arrancó pocos minutos después de las 9.00, vino acompañado de ciertas críticas a los compromisos del Ejecutivo.

La energía nuclear es “cara” y no pronunciarse sobre el cierre de la central sería poner en cuestión el carácter “ambientalista” del presidente del Gobierno, según el diputado de CIU.

Críticas de la oposición

“El espectáculo que estamos viendo estos días con Garoña es inerranable”, apuntaló Mariano Rajoy durante su intervención. En las palabras del presidente del PP se dejaron entrever las acusaciones de una supuesta utilización política por parte del Consejo de Seguridad Nuclear, que, según ha confirmado la presidenta Carmen Martínez Ten dilató hacer pública la opinión favorable a la continuidad de Garoña para “no influir” en las elecciones europeas, que se celebraron este 7 de junio.

Compromiso de cierre

El cierre “paulatino” de las centrales nucleares españolas es uno de los compromisos adquiridos por el PSOE en su programa electoral. Este cierre se iría haciendo coincidir con el “fin de la vida útil de las centrales”, según el documento guía de la política del partido en el Gobierno. En las palabras de Zapatero, reafirmando su compromiso de “cumplir con el programa electoral” se adivina que el presidente optará por cerrar Garoña. Falta ahora, por tanto, poner fecha a este cierre.

El Gobierno tendrá que pronunciarse antes del próximo 5 de junio sobre el cierre de la central nuclear más antigua de España, que abierta en 1971 apenas aporta un 1,35% de la energía que se consume en España.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de