La organización estará presente con diferentes actividades participativas en otras muchas ciudades del país. Durante la Hora del Planeta se apagarán los principales monumentos e iconos del mundo, como símbolo de concienciación ante el grave problema del cambio climático.
 
Este año, La Hora del Planeta congregará a miles de ciudadanos en todo el país para participar en un gran abanico de actividades. En Madrid la organización sorprenderá este día con un flashmob colectivo preparado por la compañía Wosap Crew con el conocido tema "Without you" de David Guetta. El objetivo de WWF es reunir a más de 500 personas junto a los jardines de la Plaza de Oriente, frente al Palacio Real, el próximo 23 de marzo y celebrar juntos esta edición de La Hora del Planeta. De hecho, la organización estará desde ahora difundiendo la coreografía para que los asistentes puedan ensayarla con antelación. WWF pide a todos aquellos que no estén en Madrid que se apunten también a bailar, grabando la coreografía con su grupo de amigos y la compartan en redes sociales. Además de esta acción masiva, la organización realizará actividades en otras ocho ciudades.

La céntrica plaza madrileña se llenará durante la tarde de cientos de personas dispuestas a participar en las diversas actividades de La Hora del Planeta. Unos minutos después del apagón a las 20.30, se formará un gran Panda gigante como símbolo luminoso de la lucha contra el cambio climático. El logotipo se encenderá con la energía limpia generada por los ciudadanos a través del pedaleo constante en bicicletas acopladas a generadores de corriente.

Desde hace siete años, cientos de millones de personas de todo el mundo, empresas, gobiernos y centros educativos unen sus voces en defensa del medio ambiente el último sábado del mes de marzo. Por eso, La Hora del Planeta se ha convertido en la mayor campaña de movilización y participación jamás organizada.

En 2012, más de 7.000 ciudades de 150 países apagaron las luces de sus principales monumentos y edificios emblemáticos, enviando así un claro mensaje a la sociedad: los gestos simbólicos pueden generar grandes cambios si conseguimos un compromiso global durante todo el año.

2012 

El año pasado, se sumaron a la Hora del Planeta las principales ciudades del mundo y se apagaron las luces en monumentos emblemáticos como la Torre Eiffel, la Sagrada Familia en Barcelona, el Empire State de Nueva York, la Muralla China, el Big Ben británico, las Torres Petronas de Kuala Lumpur, el obelisco de Buenos Aires o Machu Pichu en Perú.
 
La campaña tomó entonces una nueva dimensión, invitando a los ciudadanos a ir más allá y a adoptar medidas de ahorro energético durante todo el año. De hecho, la de 2012 fue la edición de los pequeños y grandes compromisos para crear un modelo de vida más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.
 
Este año, WWF plantea un nuevo desafío: crear una comunidad global interconectada que demuestre hasta dónde podemos llegar para cambiar el mundo en que vivimos. La organización quiere que todos, individuos, empresas, ayuntamientos y centros educativos apuesten por ser más eficientes y autosuficientes en el uso de la energía, y promuevan las energías limpias para, de esta manera, reducir el nivel de emisiones de CO2 al planeta. WWF anima a los ciudadanos a usar su imaginación y las redes sociales para difundir la campaña entre sus seguidores y animarles a hacer lo mismo. La organización recuerda que cuantos más seamos, más fuerte se oirá nuestra voz.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de