Según el Observatorio de la Electricidad de WWF, por cuarto mes consecutivo, la demanda eléctrica peninsular aumentó en mayo con respecto al mes anterior. En concreto, se situó un 2% por encima de la de abril, y fue también un 4,6% superior a la de mayo del año pasado. 

Las emisiones totales de CO2 fueron un 12,1% superiores a las de abril, y un 40,2% inferiores a las de mayo de 2009. Con ello, se acentúa el cambio de tendencia en el sector eléctrico peninsular, pasando de la reducción de las emisiones desde diciembre de 2009 a su incremento en los últimos dos meses.

Aunque la energía hidráulica registró su nivel más bajo en lo que va de año (15,9% de la producción total), la generación hidráulica acumulada entre enero y mayo de este año ha sido un 87,3% superior a la que registró durante los mismos meses en 2009. Las energías limpias siguieron manteniendo alta su aportación al sistema, proporcionando más de la tercera parte de la energía total peninsular.

Por su parte, las centrales de ciclo combinado de gas ocuparon este mes el primer puesto en el mix eléctrico, con el 21,5% del total, seguido de la producción nuclear, que en mayo se redujo un 9,9% con respecto a abril. La generación eólica ocupó el tercer puesto en importancia suministrando el 16,1% de la electricidad del sistema peninsular.

WWF también señala que la generación procedente de centrales térmicas de carbón, fuel y gas aumentó con respecto al mes de abril (+1,5%), lo que justifica el empeoramiento de las emisiones específicas de CO2 registradas por el sector, que en mayo se situaron en 0,124 kg por kWh, un 10,7% superiores a las de abril.

Datos más destacados de mayo

La generación eólica fue un 29,3% mayor que la registrada el mes anterior y un 34% superior a la de mayo de 2009, siendo la tercera fuente de energía que más aporta al sistema peninsular. Las emisiones de CO2 evitadas en mayo por la eólica ascendieron a 0,43 millones de toneladas.                    

Las emisiones acumuladas del sistema eléctrico peninsular hasta el mes de mayo de este año son un 43% inferiores a las acumuladas hasta mayo de 2009.

Las emisiones de CO2 procedentes de las centrales térmicas de carbón cayeron un 64% respecto a las de mayo de 2009, mientras que las producidas en las centrales de ciclo combinado lo hicieron en un 18,5%. 

En mayo se exportó el 2,5% de la generación eléctrica total peninsular a nuestros países vecinos. 

Las emisiones específicas de CO2 volvieron a aumentar en mayo con respecto a abril, situándose en 124 gramos por kWh generado, debido al aumento de la demanda y a la mayor producción en centrales de carbón, fuel y gas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de