El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha señalado hoy en París que sea cual sea el futuro de la energía nuclear en nuestro país, el Gobierno asegurará que su uso en España sólo se hará bajo los más altos estándares de seguridad y los niveles más fiables de protección a la población y el medio ambiente. Para llevar a cabo esta labor, el Gobierno, ha señalado el ministro, cuenta con la capacidad del Consejo de Seguridad Nuclear para alcanzar los niveles más altos de seguridad y la mayor transparencia en la transmisión de información.

Miguel Sebastián ha participado hoy en la sesión ministerial de alto nivel que se celebra con motivo del 50 aniversario de la creación de la Agencia de Energía Nuclear (AEN) que se celebra en París. La AEN es un organismo especializado que forma parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

El ministro ha destacado que en España la energía nuclear ha sido una importante fuente de suministro de energía desde mediados de los años ochenta. Ante el incremento de la demanda energética, y la no construcción de nuevas centrales, la producción eléctrica proveniente de la energía nuclear ha ido decreciendo. En 2007, ha señalado el ministro, los 8 reactores operativos producen sólo el 18% de nuestra producción total de electricidad.

El Gobierno, según ha afirmado Sebastián, aprobará a final de año un estudio sobre nuestra necesidad energética a largo plazo, de cara a 2030. Esta Prospectiva 2030 analizará la posible evolución de la demanda de energía y definirá una nueva política energética a largo plazo. Según el ministro, el Gobierno actúa con tres objetivos: garantizar el suministro, desarrollo sostenible y protección del medio ambiente. Y, por supuesto, se llevarán a cabo cumpliendo con los objetivos europeos para 2020 en relación a la reducción de emisiones, desarrollo de energías renovables y la necesidad de mejorar la eficiencia energética.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de