¿Cuáles son las actividades que más energía suponen en nuestro día a día durante el confinamiento? ¿Qué tipo de consumidores estamos siendo durante esta situación excepcional? La Asociación de Empresas Eléctricas (ASEME) quiere concienciar a los usuarios para controlar el gasto y ahorrar en la factura de la luz.

El comportamiento en el uso de la energía en el ámbito doméstico ha cambiado como consecuencia de las semanas que llevamos de confinamiento. Así, se pueden encontrar tres tipos de consumidores o usuarios:

  • Los que usaban su casa prácticamente como dormitorio
  • Los que comían y cenaban en casa
  • Los pensionistas

Son los dos primeros colectivos quienes pueden detectar cambios más sustanciales en su factura al haber pasado de estar poco tiempo en casa a permanecer en ella las 24 horas del día. Respecto al grupo de los pensionistas, es poco probable que noten cambios en la factura de la luz.

Además, hay otros factores que también influyen en la factura de la luz, como es el caso de los sistemas de calefacción de los que dispongamos (gas, electricidad, gasoil, leña…), la temperatura exterior de nuestro domicilio, si encendemos electrodomésticos intensivos en gasto energético como el horno o si usamos más o menos agua caliente.

Desconocimiento general del coste de la energía

En general, todos sabemos lo que cuesta tomar un café, un refresco o una cerveza en la terraza de un bar. También conocemos el precio medio de los productos que compramos casi a diario, elaborando una orden que va de lo barato a lo caro. Pero no ocurre lo mismo en el ámbito de la energía.

Es por ello que la concienciación sobre el consumo eléctrico y las medidas de eficiencia energética es completamente necesaria para llevar a cabo acciones como mantener una temperatura óptima y eficiente energéticamente, ajustar la temperatura del frigorífico, no encender la lavadora o el lavavajillas hasta que no estén llenos etc. Del mismo modo, es muy útil conocer los tramos horarios en los que más barato es el consumo eléctrico.

Costes medios del consumo energético

En España, una familia de cuatro personas gasta en electricidad entre 700€ y 1.200€ al año. Dentro de este consumo energético doméstico, la climatización supone el 45%, el agua caliente sanitaria un 12% y los electrodomésticos otro 21%.

Es importante gozar de un buen aislamiento para evitar pérdidas innecesarias de energía. Entre un 25% y un 30% de las necesidades de calefacción son por las pérdidas de calor que se producen en las ventanas. Así, por cada grado que aumentamos la temperatura de la calefacción, el consumo energético crece en un 7%.

Del mismo modo, es importante conocer que un ordenador portátil consume hasta la mitad que uno de mesa. En el top de los electrodomésticos que más consume en casa está el frigorífico, que representa hasta un 18% del consumo energético.

Por último, otra buena medida para optimizar o reducir el coste de nuestra factura es revisar que tengamos una potencia contratada que se adecue a nuestras necesidades.

Fuente: Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/factura-de-la-luz-consumo-energetico/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de