La reunión de constitución ha estado presidida por el consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, José Javier Esparza, que, durante su intervención, se ha referido al “gran potencial que reside en los montes de Navarra y a la posibilidad real de ser utilizado”. En este sentido ha indicado que aunque “en los últimos diez años la superficie forestal en Navarra ha aumentado en torno a 5,5 millones de metros cúbicos, en la actualidad solo se explota una cuarta parte del crecimiento anual por lo que, si bien no todo lo que crece es aprovechable, hay un margen muy amplio que, además, no debería repercutir en sectores ya asentados demandantes de otros productos como madera de sierra, poste, papel, embalaje, etc”.

Entre los beneficios de la utilización de la biomasa forestal, el consejero ha citado la mejora de la calidad de las masas forestales y las ventajas medioambientales; el ahorro energético, constatado en aquellos sitios donde ya está siendo utilizada, y su impacto económico y en la generación de empleo, con un potencial estimado en 1.650 puestos de trabajo.

En la reunión han participado asimismo Iñaki Morcillo (director general de Industria, Energía e Innovación); Andrés Eciolaza (de Medio Ambiente y Agua); Francisco Pérez Arregui (de Administración Local); Isabel Izcue (de la Dirección General de Ordenación del Territorio, Movilidad y Vivienda); Mª Isabel García Malo (directora gerente del Servicio Navarro de Empleo); Patxi Tornaría (por la Federación Navarra de Municipios y Concejos); José Javier Armendáriz (director gerente del Centro Nacional de Energías Renovables – CENER); Oskia Saldise (por la Asociación de Empresarios de la Madera de Navarra ADEMAN); Juan Manuel Villarroel (Asociación Forestal de Navarra FORESNA-ZURGAIA); Javier Barberena (fabricantes de combustible de biomasa); y José Antonio Martín (Asociación de Instaladores de Fontanería, Calefacción, Aire Acondicionado, Gas y Afines de Navarra). También forma parte de la Comisión la Dirección General del Presupuesto. La presidencia de la comisión en sucesivas reuniones ha recaído en el representante de la Dirección General de Industria, Energía e Innovación. Fermín Olabe, jefe de la sección de Gestión Forestal, ha actuado como secretario.

Venta de madera de larga duración

Durante su intervención, José Javier Esparza ha recordado que el Gobierno “ya ha ido dando pasos en los últimos meses para facilitar el impulso y desarrollo de la biomasa forestal”. En este sentido, ha destacado la reciente modificación de la Ley Foral 6/1990, de 2 de julio, de Administración Local, para permitir el establecimiento de acuerdos de venta de madera de larga duración con una o varias empresas, y de la Ley Foral 6/2006, de 9 de junio de Contratos Públicos, para permitir que los contratos para la prestación de servicios energéticos celebrados al amparo de esta Ley puedan alcanzar una duración máxima de 14 años. Ambas modificaciones normativas van a posibilitar la estabilidad de ingresos para las entidades locales y para la industria forestal, el primero desde la perspectiva de movilización de la materia prima, y, consecuentemente, más relevante a corto plazo, y el segundo desde la gestión de la biomasa como combustible. Asimismo, se han desarrollado actuaciones en el ámbito de la formación para el empleo y se han realizado más de 500 sustituciones de instalaciones térmicas para la utilización de este tipo de energía.

Además, ha recordado el acuerdo de Gobierno adoptado el pasado 20 de marzo en virtud del cual se acordó priorizar el uso de la biomasa en la renovación de instalaciones térmicas de sus edificios públicos como modo contribuir al impulso de la demanda y reducir su factura energética.

Por su parte, el director general de Industria, Energía e Innovación, Iñaki Morcillo, presidente de la comisión, ha indicado “la importancia de ver la biomasa forestal como una oportunidad que hay que aprovechar para incorporarla al mix energético de Navarra”.

Los miembros de la Comisión serán convocados a una nueva reunión en las próximas semanas para empezar a proponer, validar y desarrollar actuaciones concretas en campos como la formación, información y sensibilización social, la producción y suministro (planificación y certificación forestal, creación de centros logísticos de biomasa, internacionalización del sector, etc.), el consumo térmico (calefacciones de distrito), el consumo eléctrico o combinado de la biomasa, y la I+D+i, entre otros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de