El Foro Económico Mundial ha analizado 40 indicadores para valorar cuál es la posición de cada país con respecto a la transición energética. El informe tiene en cuanta la particular situación planteada por la COVID-19.

De forma lenta, pero segura y continuada, los países europeos han avanzado en los últimos cinco años en la descarbonización. Cada en su medida, todos tienen planes para continuar en esta senda, pero la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 amenaza con ralentizar e incluso detener este proceso.

El ranking está basado en el llamado Energy Transition Index (ETI) que se traduce como el índice de transición energética. Se calcula en la base a diferentes indicadores que muestran la predisposición y el trabajo realizado y proyectado por el gobierno y las empresas energéticas de cada país.

El ETI es un índice de medición creado por el Foro Económico Mundial y que sustituye al antiguo Energy Architecture Performance Index.

La transición energética en tiempos de COVID-19

La transformación del sistema energético durante la última década, aunque más lenta de lo necesario para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París para combatir el cambio climático, no ha tenido precedentes. Pero este impulso duramente ganado ahora corre el riesgo de perderse, ya que la actual pandemia de COVID-19 continúa causando daños económicos y sociales.

El Foro Económico Mundial enumera cuatro efectos del coronavirus sobre la transición energética:

  • La demanda mundial de energía ha caído casi un tercio
  • El precio del petróleo ha experimentado fuertes descensos
  • Inversiones y proyectos están siendo retrasados ​​o suspendidos
  • Incertidumbre sobre las perspectivas de empleo de millones de trabajadores del sector energético

Los países más preparados

De acuerdo con los datos recabados por el Foro Económico Mundial, Suecia es el país cuyos planes de transición energética se verán menos afectados por la COVID-19.

El ranking queda como sigue:

  1. Suecia
  2. Suiza
  3. Finlandia
  4. Dinamarca
  5. Noruega
  6. Austria
  7. Reino Unido
  8. Francia
  9. Países Bajos
  10. Islandia

Para encontrar a España hay que descender hasta la posición 24 del ranking. No es una mala posición, teniendo en cuenta que el informe analiza un total de 114 países (dentro y fuera de Europa) y que los últimos puestos son para Venezuela, Camerún, Líbano y Haití. En este enlace puedes consultar el listado completo.

China, la India e Italia consiguen mejoras constantes en su puntuación general en el índice desde 2015, mientras que las puntuaciones de Estados Unidos, Canadá, Brasil e Irán se ha estancado o empeorado.

Visión global

La buena noticia es que, a nivel mundial, la predisposición de los países para avanzar en la transición energética ha aumentado dos puntos porcentuales con respecto a las intenciones de 2015. Además:

  • Un total de 94 países han mejorado su ETI desde 2015, lo que representa el 70% de la población mundial
  • De esos 94, 11 países han progresado de forma constante cada año desde 2015
  • El 20% de la población mundial usa tanta energía como el 80% restante
  • Desde 2019 la disminución en la generación de energía de carbón a nivel mundial es del 3%
  • El 70% los jóvenes consideran que la transición energética está estancada o avanza a una velocidad demasiado lenta

Fuente: Noelia López Redondo / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/los-paises-mejor-y-peor-preparados-para-la-transicion-energetica/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de