En 2007 el sector eólico aportó al Producto Interior Bruto (PIB) un 0,18 por ciento y se prevé que en cinco años, esa cifra aumente al 0,24 por ciento. Estos son algunos de los datos presentados por la consultora Deloitte y Comisiones Obreras (CCOO) en la Convención Eólica 2008, organizada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

El sector de los molinos de viento se consolida como uno de los negocios con más potencial en España.

Es sabido que los campos de molinos de viento del país no paran de batir récords: Al final de 2007 se habían instalado 134 parques eólicos nuevos, que sumaron 3.514,89 megavatios adicionales de potencia. Y en marzo de este año se superó por primera vez el umbral de los 200.000 megavatios-hora (MWh) en un sólo día al verter en la red 203.998 MWh. Sin embargo, estos grandes aerogeneradores también se han convertido en uno de los negocios con más potencial del país.

Así se desprende de los datos aportados en la convención de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), en la que Enrique Doheijo, gerente de Deloitte, presentó los resultados obtenidos de un estudio preliminar que analiza desde 2003 la aportación actual y futura del sector eólico en relación a diferentes factores económicos (PIB, empleo, eficiencia energética…).

"Para obtener estos datos, el estudio se ha servido de los registros mercantiles y de las cuentas y balances de resultados de las empresas relacionadas con este tipo de energía renovable, considerando todas las fases de la cadena de valor del sector eólico: productores, promotores, fabricantes de generadores y componentes y empresas de servicios colaboradoras", explica Doheijo.

En cuanto al PIB los datos más relevantes de este estudio son:

– En valores absolutos, el PIB aportado por el sector eólico fue de aproximadamente 1.665 millones de euros en 2007.
– Entre 2003 y 2007 esta energía renovable aumentó su aportación un 62 por ciento en el PIB.
– Se prevé que para 2012 se alcancen los 2.485 millones de euros, lo que supondría, en 10 años, un incremento del 142 por ciento en el PIB por parte de este sector.
– En términos relativos, en 2003 el sector de los parques eólicos aportaron el 0,13 por ciento de la economía española, y entre 2006-2007 se aumentó hasta el 0,18 por ciento.
– A este ritmo de crecimiento de producción eólica y de instalación de parques, se prevé en 2012 alcanzar el 0,24 por ciento.
– Cuando el sector eólico demanda productos y servicios a otros sectores genera producto interior bruto. En este caso hablamos del PIB inducido y del efecto arrastre del sector. Con cada euro de PIB que se introdujo en 2007 en cuanto a energía eólica, se generó 0,8 unidades de PIB en la economía española.
– Por lo tanto, el PIB derivado del arrastre de este sector alcanzó el pasado año 1.152 millones de euros.

El estudio de Deloitte también analiza datos fiscales, de primas e incentivos y referentes a emisiones de CO2:

– En referencia al balance fiscal de 2006, el sector eólico obtuvo un saldo neto de 167 millones de euros.
– Recibió primas e incentivos por 853,5 millones de euros.
– Contribuyó a reducir el coste de CO2 equivalente de 166 millones de euros.
– Los molinos de viento permitieron ahorrar 788 millones de euros en combustibles fósiles.

También se han cuantificado los ahorros en gases de efecto invernadero y en combustibles fósiles:

– En 2007 se calcula que hubo un ahorro en emisiones de efecto invernadero de 17 millones de toneladas equivalentes de CO2.
– En el mismo año el sector eólico evitó importaciones de 5,5 millones de toneladas equivalentes de petróleo.
– En 2007 se sustituyeron con este tipo de energía 12.361 kilovatios/hora y se prevé que en 2012 se alcancen los 30.160 kilovatios/hora.

Por otra parte, Carlos Martínez, portavoz de CCOO, destacó en la convención que el sector eólico es un ejemplo de tejido industrial que genera empleo. Un estudio de campo elaborado por el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud de CCOO, analiza el número de empleos y los perfiles profesionales de todo el sector de energías renovables.

Este estudio estima que a finales de 2007 había 189.000 empleos directos e indirectos (89.000 directos) en todo el ciclo de la producción del sector de energías renovables. "Las tecnologías que más aportan son la solar-fotovoltaica con 26.500, la solar-térmica con 8.000 y la eólica con 32.900, de los cuales la parte más importante es la de fabricación, construcción e instalación", detalla Martínez.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de