PIXABAY

Según un informe del Grupo ASE, la electricidad española está más cara que nunca, pero un 26% más barata que la media europea. Además, señala el informe, los futuros la sitúan al 50% en 2023. En Europa, el precio de la electricidad se dispara y supera los 350 €/MWh. La crisis energética aboca a Europa a la estanflación y amenaza una recesión económica.

El informe indica que las causas que están detrás de la subida del 45% del gas y de la electricidad en Europa son: el recorte de suministro ruso, el descenso de cargamentos de GNL norteamericano y los problemas del parque nuclear francés.

El precio diario del mercado mayorista eléctrico (POOL) español de este mes de julio se sitúa en 142,66 €/MWh. Sin embargo, si tenemos en cuenta el sobrecoste que supone para los consumidores el ajuste por la compensación al gas (115,45 €/MWh): el precio se sitúa en 258,10 €/MWh. “Sube un 18,9% respecto a junio y es un extraordinario 209,8% más alto que hace un año”.

El tope del gas no consigue el efecto previsto

El coste de compensación para los consumidores alcanza los 115,45 MWh del precio medio de julio. El informe de ASE recuerda que este coste de compensación a los CCG depende de dos factores: el precio diario del gas en MIBGAS y el volumen de generación horaria de los CCG.

Ambos factores están más que duplicando los valores inicialmente previstos debido a: unas condiciones climatológicas alejadas de los promedios de los últimos años; y a la extraordinaria subida del precio del gas a causa del recorte de suministro ruso. En julio, un tercio de la electricidad (32%) ha procedido de la producción de los ciclos combinados de gas (CCG). Ha sido un 164% superior a la de julio del año pasado y se duplica desde el 1 de enero hasta hoy.

El crecimiento de su aportación al mix eléctrico se debe a una menor participación de otras tecnologías. Asimismo, al saldo de la conexión con Francia, que ha importado electricidad generada en España. Además, la disminución de las reservas de los embalses ha hecho que la generación hidráulica haya descendido un 51,7% desde enero hasta julio. Por otra parte, la cogeneración ha reducido un 53% su producción. Ha sido desplazada por los ciclos combinados (CCG), que resultan más competitivos gracias al efecto de la compensación.

ASE y el precio de la electricidad en Europa

En julio, el precio mayorista de la electricidad de las principales economías de la UE ha superado los 300 €/MWh, situándose en 356,10 €/MWh.  Este nivel de precios dispara la inflación de los precios industriales y aumenta el riesgo de estanflación en Europa.

  • El precio en España, en 258,10 €/MWh (ya incluido el ajuste de compensación) ha sido un 26,5% inferior. Por tanto, se puede afirmar que el precio español ha moderado su subida respecto al resto de mercados eléctricos europeos.
  • En Alemania, el precio del mercado eléctrico ha alcanzado los 315 €/MWh. Ha superado, por primera vez, los 300 €/MWh, tras subir un 49,5% y casi triplicar su nivel de hace un año. Además, en la última semana, sus precios han sobrepasado los 400 €/MWh por la reducción del suministro de gas ruso y la escasa generación eólica.

Los precios en Alemania, gracias al carbón y al gas ruso, eran algo más bajos que en el resto de la UE. Sin embargo, los precios han marcado máximos históricos como consecuencia de que: el carbón se ha encarecido un 40% y han descendido el caudal del Nordstream1 a solo un 20% de su capacidad.

En julio, el Gobierno alemán ha rescatado a la gasista Uniper, pieza fundamental en su sistema energético, por su situación de quiebra financiera. La ayuda gubernamental no solo incluye una inyección económica, también una cláusula que le permite elevar los precios a sus clientes.

Francia

  • Con respecto a Francia, las cosas están peor. A las posibles restricciones de gas se añade que un 25% de su flota nuclear no está disponible por mantenimiento y problemas de seguridad. Además, atraviesa una grave seguía que ha mermado su producción hidráulica. Su precio mayorista de electricidad de julio es de 400,87€ y muchos días de este mes se han superado los 500 €/MWh.

El gobierno francés ha decidido nacionalizar totalmente la empresa EDF, propietaria de las centrales nucleares, ante su situación de quiebra financiera.

Subidas de gas y electricidad para 2023

Según el informe de ASE: el precio del gas en julio, que fija el precio marginal de la electricidad, ha colocado a los mercados eléctricos europeos en cotas históricas. Asimismo, el continente también se está enfrentando a una reducción de la oferta eléctrica. Es consecuencia de la sequía y las altas temperaturas que han reducido la producción hidráulica en muchos países.

Además, la escasa disponibilidad de la energía nuclear francesa, clave en el equilibrio y seguridad del sistema eléctrico europeo, está desestabilizando a sus vecinos. El país galo ha pasado de exportar electricidad a importarla, lo que aumenta la necesidad de recurrir a la generación de los CCG.

Los mercados spot y de futuros de gas y electricidad en Europa han establecido nuevos máximos en las dos últimas semanas. Y, lo que es más preocupante, los precios están subiendo ahora en el horizonte de 2023-25. Desde el 1 de junio, el precio del gas de referencia europeo (TTF) para 2023 se ha disparado un 45%. Está por encima de los 150 €/MWh.

Con respecto a los futuros eléctricos, no han dejado de subir en las últimas semanas y establecen récords de máximos prácticamente cada día. El precio alemán de la electricidad para el año 2023 se acerca a los 400 €/MWh, mientras el francés aumenta hasta los 500€/MWh.

También a futuro, España se desmarca. Aunque el Yr-23 español ha subido un 16,9% desde el comienzo de este año, se sitúa en niveles de 211 €/MWh. Es decir, por debajo del de Alemania y Francia (400-500 €/MWh).

Estanflación y recesión según ASE

Los analistas de Grupo ASE alertan de que la destrucción de demanda por los altos precios ya es una realidad. En junio, todos los grandes sectores industriales consumidores de gas redujeron su consumo. El textil bajó un 28,9%, el agroalimentario un 16,2%, el de papel un 14,1% y el metalúrgico un 12,9%. Por su parte, el resto de la industria se dejó un 14%, de acuerdo con los datos de ENAGÁS.

Fuente: Esther de Aragón / EnergyNews

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/electricidad-se-dispara-en-europa-informe-ase/



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de