El objetivo de esta iniciativa, una de las más importantes llevadas a cabo durante los últimos años en todo el mundo en el ámbito de la energía nuclear, era elevar la potencia térmica original de esta planta de generación eléctrica mexicana en un 20%.

Para ello, la filial de Iberdrola ha llevado a cabo desde el año 2007 una profunda renovación de los equipos e instalaciones, lo  que ha permitido que la capacidad de cada unidad de dicha central nuclear ronde ahora los 820 megavatios (MW).Asimismo, las relevantes modificaciones efectuadas posibilitan una extensión de la operación de la planta de hasta 40 años de vida útil. Durante la última fase de los trabajos han participado unas 2.000 personas y se ha alcanzado el récord de 2,8 millones de horas de trabajo sin accidentes.

Iberdrola Ingeniería, en consorcio con Alstom Mexicana, se adjudicó el contrato para emprender este proyecto a principios de 2007 por un importe de más de 600 millones de dólares. El concurso internacional fue licitado por la empresa pública de electricidad de México, la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Los términos de la citada adjudicación incluían, entre otras tareas, el diseño, la ingeniería, el suministro de equipos y materiales, la instalación, el montaje y las pruebas para llevar a cabo el citado aumento de potencia de las unidades 1 y 2 de esta central nuclear mexicana.

Ingeniería nuclear

Iberdrola Ingeniería es una de las principales compañías de ingeniería nuclear del mundo. En 2010, finalizó el proyecto de modernización de la central nuclear de Angra, en Brasil. Asimismo, un consorcio liderado por esta filial de Iberdrola, en el que participan la empresa española Elytt Energy y la italiana ASG Superconductors, se adjudicó por 156 millones de euros la fabricación de las bobinas toroidales del proyecto internacional de energía de fusión ITER, uno de los mayores retos tecnológicos para la industria europea.

En Ucrania, la Compañía culminó uno de los hitos importantes de modernización de la central nuclear Khmelnitsky y en Bulgaria, el consorcio formado por Iberdrola Ingenieríay la belga Belgoprocess, se adjudicó la puesta en marcha de una planta de tratamiento de residuos radiactivos situada en la planta de Kozloduy. Asimismo, en Eslovaquia la Empresa finalizó los últimos trabajos previstos en la central nuclear de Bohunice.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de