El proyecto, construido por Gamesa e Iberdrola Ingeniería, está integrado por 51 aerogeneradores G87-2,0 MW y supondrá un aumento del 8% de la potencia instalada en Honduras. El contrato de la construcción del parque ha sido ‘llave en mano’ e incluye servicios de mantenimiento por un plazo de dos años, a partir de su puesta en marcha.

El parque está ubicado a 24 kilómetros al sur de Tegucigalpa, en el Cerro de Hula y la montaña de Izopo, en los municipios de San Buena Ventura y Santa Ana, en el departamento de Francisco Morazán.

El proyecto, además de constituir un claro compromiso con el desarrollo sostenible al tratarse de una fuente de energía limpia, supone también un importante factor de progreso para la zona, al cubrir la demanda de amplias capas de población.

El propietario de la instalación es Globeleq Mesoamerica Energy, empresa dedicada al desarrollo de proyectos de energía renovable en Centroamérica, a través de su subsidiaria local Energía Eólica de Honduras (EEH).

El parque cuenta con un contrato de suministro de energía (PPA) con la Empresa Nacional de Energía Eléctrica por veinte años, y ha sido financiado con fondos del US Export-Import Bank y del Banco Centroamericano de Integración Económica.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de