PIXABAY

Que la sostenibilidad es uno de los objetivos del mundo actual es un hecho. En todos los campos y sectores, como el de la industria química para la fabricación de cerámica. Hemos querido traer el ejemplo de esa evolución a través de la compañía Zschimmer & Schwarz, con sede en Castellón. Se trata de una empresa de química industrial dedicada, entre otras cosas, a la impresión digital cerámica y a aditivos cerámicos para gran variedad de aplicaciones.

La ecología y las prácticas más sostenibles se han convertido en un aspecto esencial de todos los sectores, entre ellos, el de la industria química. Y la pandemia ha ayudado a profundizar en esos aspectos. La sostenibilidad representa un desafío que debe estar presente. Y eso supone que las empresas no sólo hablen de ello, sino que se centren en solucionar problemas reales.

Esos principios, además, van muy en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU. El mensaje parece haber calado hondo en muchas empresas a lo largo de todo el mundo. Ahora, estos objetivos forman parte de los planes estratégicos de muchas compañías. Y la incidencia del COVID-19 todavía lo ha hecho más patente. Actualmente, no se entiende que una empresa no haga una gestión proactiva de su impacto, por mínima que sea.

Según una investigación publicada en diciembre por la conocida firma de servicios profesionales Ey: el 56% de los profesionales considera que el peso de la sostenibilidad ha variado en sus compañías respecto a los primeros meses de la pandemia. Y de ellos: un 84%, consideran que ha ganado más importancia.

La evolución del sector de la cerámica

El sector de la cerámica no es ajeno a esta tendencia y no tiene otro remedio que trabajar en este sentido. Y resulta muy curioso conocer cómo la sostenibilidad es parte de esta industria.

El grupo Zschimmer & Schwarz es una empresa de química industrial con gran reconocimiento en nuestro país. Se dedica a la impresión digital cerámica y a la producción de aditivos cerámicos que abarcan todo el proceso productivo. Además, esos aditivos se emplean en gran variedad de aplicaciones, como: fabricación de materiales para la construcción (ladrillos, azulejos, loza, etc.); materiales refractarios; cerámica artesanal; aplicaciones eléctricas y electrónicas; etc.

Desde hace varios años, la compañía está comprometida con la innovación y el medioambiente y persigue una visión ecológica basada en una simple observación: «las tintas de base acuosa son el único camino a seguir en el campo de la decoración de cerámica».

Concretamente, altos cargos de la compañía empezaron a buscar soluciones más sostenibles en 2013. Fue tras aparecer los primeros problemas relacionados con la emisión de sustancias contaminantes generadas en las fases de combustión del proceso de producción cerámica.

Carlos Vivas, gerente del grupo en España, con sede en Castellón, y director global de la división Industrial Specialities, explica que se han convertido en: “Pioneros en lo que hasta entonces había sido un campo casi inexplorado, desplegando de inmediato recursos e inversiones con el objetivo de desarrollar soluciones efectivas para la industria”.

Una investigación con éxito

En 2014, la compañía ya lanzó la primera la primera colección de tintas digitales de base acuosa. Su desarrollo partió después de estudiar sistemas que son químicamente más complejos que las tintas de base solvente, que es el estándar del mercado.

Su primer producto a nivel industrial vio la luz en 2014, en colaboración con varias empresas cerámicas que estaban interesadas en abordar este profundo desafío. El producto obtuvo excelentes resultados. Según Pedro Hernández, gerente de Zschimmer & Schwarz España, consiguieron: “Eliminar casi por completo las emisiones olorosas y contaminantes, ofreciendo, además, ventajas técnicas evidentes”. 

Por ejemplo, añade: “Se consiguió la cero repelencia al agua entre el esmalte y las tintas, el desarrollo superior del color y la reducción de defectos superficiales gracias al bajo contenido de componentes químicos orgánicos presentes en la formulación”. La evolución de las investigaciones siguió y fue mejorando el resultado de los productos cerámicos.

El resultado fue el lanzamiento, en 2017, de la primera colección de colas digitales a base de agua. Un pegamento de dos componentes que reduce drásticamente la producción de emisiones olorosas y contaminantes durante las etapas de combustión industrial.

Finalmente, en 2019, lanzaron un proyecto de investigación destinado a desarrollar nuevos esmaltes digitales a base de agua. Es producto con el que se cierra el ciclo natural de la decoración cerámica, incorporando la tecnología de base acuosa a las tintas, las colas y los esmaltes.

RSC

La industria es consciente de que el respeto al medio ambiente es una necesidad. Es un proceso de reflexión en el que están metidas de lleno las sociedades públicas y privadas. En estos momentos, en Zschimmer & Schwarz también están trabajando en un plan de Responsabilidad Social Corporativa que abordará: el uso de energías renovables y mejora de la eficiencia energética; acciones de mejora social; economía circular; y reducción de residuos.

Fuente: Esther de Aragón / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/sostenibilidad-de-industria-ceramica/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de