El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro griego, Costas Karamanlis, coincidieron ayer en su deseo de impulsar las energías renovables y Zapatero recalcó el deseo de las empresas españolas de acometer inversiones en este país.

"España está en el liderazgo de las energías renovables y Grecia tiene grandes proyectos", dijo Zapatero en rueda de prensa junto a Karamanlis. "La intención de las empresas españolas es muy firme, de seguir incrementando la inversión en Grecia", añadió.

Según datos facilitados por el Gobierno, las empresas españolas han invertido o prevén invertir en pocos años un total de 3.000 millones de euros en proyectos de energías renovables .

Por su parte, Karamanlis expresó su apoyo al proyecto de Zapatero, de crear una Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, en sus siglas en inglés) que respaldan también Alemania y Dinamarca.

El jefe del Ejecutivo español insistió en su apuesta por las renovables no sólo como parte de la lucha contra el cambio climático o para hacer frente a los altos precios de los hidrocarburos, sino también por lo que aportan desde el punto de vista tecnológico.

Zapatero está acompañado en su viaje a Grecia por representantes de 30 empresas del sector de energías renovables y él mismo explicó que su visita tiene un fuerte componente de "diplomacia económica". También Karamanlis señaló que los dos gobiernos quieren incrementar sus relaciones comerciales y de inversión.

Los empresarios españoles miran a Grecia por su potencial de generar energías renovables, por sus kilómetros de costa, sus horas de sol y sus vientos y, durante las jornadas empresariales celebradas hoy ofrecieron su apoyo para ayudar a superar la contestación social que generan a veces los proyectos.

Superar la contestación actual

El consejero delegado de Acciona Energía, Fermín Gembero, consideró necesario explicar a la población las ventajas y e inconvenientes de los proyectos y subrayó que en España el debate se ha "superado" de esa forma. Teodoro Monzón, de Gamesa, comparó los parques eólicos con proyectos turísticos, que generan riqueza en las zonas rurales e impulsan la creación de accesos. Monzón recalcó además que la energía renovable crea cinco veces más puestos de trabajo que las energías tradicionales, y pidió a los gobernantes que lo tengan en cuenta en estos momentos de dificultades económicas.

Así, según informaron fuentes gubernamentales, en las últimas semanas han viajado a España, concretamente a Galicia, alcaldes de localidades griegas para conocer el impacto real sobre el terreno de los parques eólicos.

Por su parte, las empresas españolas – en la inauguración participaron representantes de Acciona Energía, Endesa Hellas, Gamesa e Iberdrola Renovables– pidieron al Gobierno griego que agilice los trámites burocráticos y para la obtención de licencias y el ministro de Desarrollo, Cristos Folias, subrayó que la intención del Gobierno griego es llegar a crear una ventanilla única para los trámites.

Por otro lado, Zapatero expuso también a Karamanlis el modelo turístico español y las posibilidades en torno a los campos de golf y a las segundas residencias, señalaron las fuentes.

Ensalada, pescado y macedonia

Tras su reunión formal, ambos jefes de Gobierno compartieron también un almuerzo que consistió en ensalada, pescado y macedonia con helado, y durante el cual siguieron hablando fundamentalmente de las posibilidades de cooperación en energías renovables y también desde el punto de vista cultural, ya que Grecia tiene una alta demanda de aprendizaje del español.

Zapatero y Karamanlis abordaron también los asuntos de la agenda europea y estuvieron "plenamente de acuerdo" en que la Unión "debe seguir adelante y que Irlanda se tome un tiempo para poder incorporarse", después de que los irlandeses rechazaran en referéndum el Tratado de Lisboa. En materia de política exterior, destacó que España apoya a Grecia en su política de vecindad hacia los Balcanes.

Antes de encontrarse con Karamanlis, el jefe del Gobierno español se reunió también con el presidente de la República, Karolos Papoulias y realizó un homenaje en la tumba del soldado desconocido. Por la tarde se reunió con el jefe de la oposición, George Papandreu, que preside la Internacional Socialista, antes de participar en un encuentro con la colonia española en Grecia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de