Según el informe Sector Couplin in Europe: Powering Decarbonization publicado por BloombergNEF (BNEF), la electrificación de los sectores del transporte, la industria y los edificios en Europa reduciría en un 60% las emisiones de gases de efecto invernadero entre 2020 y 2050.

Desarrollado en conjunto con Eaton y Starkraft, el informe apunta que se dará una revolución en el uso de la energía en estos tres sectores en los próximos 30 años, un hecho que permitirá reducir de manera notable las emisiones de CO2. Del mismo modo, la investigación muestra posibles caminos hacia ese escenario de electrificación consideran las políticas actuales en algunos países europeos.

El camino a la electrificación

Son varias las combinaciones que pueden darse para llegar a la electrificación mediante cambios directos e indirectos. En primer lugar, para lograr un cambio directo sería necesario la entrada masiva de vehículos eléctricos en el sector del transporte y la difusión de sistemas de calefacción eléctrica.

Por otra parte, el hidrógeno verde, producido por electrólisis haciendo uso de energía renovable, propiciaría un cambio indirecto como combustible para suministrar calos a los edificios y a procesos industriales.

Ambos cambios solo son posibles con el trabajo de los legisladores. Desde BNEF explican: «Los gobiernos deben incorporar incentivos o requisitos que los países deben cumplir para reducir las emisiones de calor en los edificios, así como apoyar proyectos que demuestren las ventajas de la electrificación, eliminar las barreras para la producción del hidrógeno mencionado e impulsar y fortalecer la ampliación de la red para que sea capaz de gestionar un mayor volumen de energía, así como energías renovables. Del mismo modo, deben considerar cómo involucrar a los consumidores de energía y a la sociedad civil en el proceso, ya que tienen un papel crucial que desempeñar para permitir la electrificación de estos nuevos sectores».

Es necesaria más capacidad de generación

En comparación con lo que se necesitaría sin electrificación, el sistema eléctrico necesitaría alrededor de un 75% más de capacidad de generación para 2050, creando plantas eólicas y solares de bajo coste que cubrieran esa demanda energética.

El camino hacia la electrificación haría posible de manera directa e indirecta que la electricidad representara el 60% de la demanda final de energía de estos sectores, respecto al 10% actual.

Hay que considerar que dentro de estos sectores hay algunas actividades en las que es difícil la eliminación del uso de combustibles fósiles, como son el transporte marítimo, la aviación, los proceso industriales de alta temperatura y el transporte por carretera de larga distancia.

La importancia de las políticas

Por otra parte, para eliminar por completo las emisiones, también sería necesario que los gobiernos legislaran políticas en materia de otras tecnologías como como la captura, el uso y el almacenamiento de carbono (CCUS). También tendrían que abordar otros temas y sectores, como la agricultura y el uso de la tierra.

José Antonio Afonso, responsable del segmento Commercial Building en Eaton Iberia, habla respecto a la necesidad de nuevas políticas: «Este informe demuestra la necesidad de grandes cambios en las políticas y en el diseño del mercado que permitan acelerar la transición energética y detener la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Si bien la reforma esencial para la regulación de la red ha comenzado a progresar en toda Europa, tenemos mucho camino por recorrer para replicar e implantar las mejores prácticas y fomentar aún más la innovación”.

En un escenario en el que los desafíos fueran cumpliéndose, las emisiones totales en la energía, transporte, edificios e industria caerían en un 68% de 2020 a 2050, un 60% sin tener en cuenta el sector de la energía.

Fuente: Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/electrificacio-clave-para-evitar-emisiones/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de