PIXABAY

El G7 ha planteado la posibilidad de poner un tope al precio del petróleo ruso. El objetivo es evitar financiar la guerra de Ucrania y tratar de proteger a los consumidores de la subida de precios de la energía. Sin embargo, analistas del sector no lo ven muy posible y el Kremlin señala que poner tope al precio traerá más problemas que beneficios.

Estados Unidos parece ser el mayor partidario de un precio tope para el petróleo ruso. La secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, ya explicó la idea a sus homólogos europeos en mayo. Entonces, añadió que funcionaría como un arancel o tope para el petróleo de Rusia. Además, que EEUU ayudaría a Europa en el camino hacia la prohibición total de importaciones desde Rusia de petróleo.

La UE acordó a finales de mayo imponer un embargo gradual al petróleo ruso hasta finales de 2022. Fue después de duras negociaciones entre los Estados miembro. El bloque solía recibir alrededor del 25% de sus importaciones de petróleo de Rusia y representaba uno de los compradores más importantes para el Kremlin. Detener estas compras de petróleo es un intento de dañar la economía de Rusia. Sin embargo, para algunos países europeos es difícil acabar de repente con la dependencia de los combustibles rusos.

El G7 y la Comisión Europea responden

La reunión del G7 de finales de junio permitió a Joe Biden presentar la idea a los líderes del G7. Canadá, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Japón acordaron entonces estudiar la idea. De hecho, el canciller alemán Olaf Scholz dijo que la idea era muy ambiciosa y necesitaba “mucho trabajo” antes de convertirse en realidad.

Por su parte, un portavoz de la Comisión Europea dijo recientemente a la CNBC: “Compartimos las preocupaciones de los países del G7 sobre: la carga de los aumentos de precios de la energía y la inestabilidad del mercado; y cómo estos agravan las desigualdades a nivel nacional e internacional”.

Además, añadió que las discusiones se tratan como una cuestión de urgencia e informó: “En este contexto, según lo encomendado por los líderes europeos, la Comisión continuará su trabajo sobre formas de frenar el aumento de los precios de la energía, incluida la evaluación de la viabilidad de introducir límites temporales de precios de importación cuando corresponda”, dijo el mismo portavoz, y agregó que las discusiones se tratan como una cuestión de urgencia.

Viabilidad de un tope al precio del petróleo ruso

Por otra parte, los analistas de energía han cuestionado exactamente cómo el G-7 puede imponer un precio máximo para el petróleo ruso. Asimismo, han advertido que el plan podría resultar contraproducente si los consumidores clave no se involucran. Incluso, que el tiempo se está acabando para hacerlo viable.

Neil Atkinson, un analista petrolero independiente, a “Squawk Box Europe” de CNBC, explicaba: “Algo como esto sólo podría funcionar si logra que todos los productores clave y, de manera crucial, todos los consumidores clave trabajen juntos y luego encuentren alguna forma de hacer cumplir cualquier plan que se les ocurra. Y la realidad es que los mayores consumidores de petróleo ruso, o entre los mayores consumidores de petróleo ruso, son China e India”.

Explicó Atkinson que China e India se han “beneficiado enormemente” del crudo ruso con descuento. Dicho descuento ha superado los 30 dólares (los futuros del crudo Brent estaban a 110 dólares barril).

Asimismo, explicó que China e India ni siquiera habían condenado explícitamente a Rusia por la invasión de Ucrania. Y ha afirmado: “En cualquier caso, los rusos no se quedarán sentados sin hacer nada. Pueden jugar con los suministros de petróleo y, de hecho, de gas… Pueden meterse con la cabeza del G-7 en algún aspecto, así que creo que este plan es realmente un fracaso”.

Otros analistas ven inviable, y más en este momento, la idea de poner un tope al precio del petróleo ruso. Incluso, señalan que hay muchos países que no están de acuerdo con los criterios de Occidente.

Precio tope al petróleo ruso a través de los seguros

Para Claudio Galimberti, vicepresidente senior de la firma de investigación energética Rystad: el mecanismo más directo para imponer un precio tope al petróleo ruso es a través de los seguros.

En esa línea, ha afirmado: “El Grupo Internacional de Clubes de Protección e Indemnización en Londres cubre alrededor del 95% de la flota mundial de transporte de petróleo. Los países occidentales podrían intentar imponer un límite de precio al permitir que los compradores mantengan ese seguro. Eso sí, siempre y cuando acuerden no pagar más que un cierto límite de precio por el petróleo ruso a bordo. Sin embargo, hay muchos obstáculos que podrían descarrilar tal plan”.

Como ejemplo, el que Rusia decidiera no vender a los precios establecidos por el tope, como consecuencia de un precio muy bajo. Otro problema es la misma China, que podría aceptar un seguro ruso inferior, permitiendo escapar al Kremlin de la medida. En todo caso, Galimberti ha dicho: “Aun así, un precio tope es sin duda una medida que vale la pena considerar en esta etapa. Aunque se está acabando el tiempo, ya que la UE está decidida a prohibir las importaciones de petróleo ruso para fin de año”.

Respuesta de Rusia

Rusia ha advertido que cualquier intento de limitar el precio del petróleo ruso podría causar estragos en el mercado energético. Y que haría subir los precios de las materias primas.

El viceprimer ministro Alexander Novak describió el miércoles pasado la decisión de los líderes occidentales, según Reuters, como: “Otro intento de intervenir en los mecanismos del mercado que solo puede conducir al desequilibrio del mercado… lo que conduciría a [un] aumento de precios”. Novak aseguró que Rusia confiaba esperaba volver a niveles de petróleo previos a la sanción en pocos meses. Entre otras cosas, por la desviación al mercado asiático.

Fuente: Bolsamanía, Esther de Aragón / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/g7-poner-tope-al-precio-del-petroleo-ruso/



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de