Esta iniciativa insta al Gobierno a que el Consejo de Seguridad Nuclear lleve a cabo, antes del 31 de diciembre de 2011, los estudios necesarios para garantizar la seguridad de las centrales nucleares durante su periodo de vida útil sin suponer un riesgo para la población o para el medio ambiente en todas las posibles situaciones consideradas como excepcionales, tales como, en primer lugar, la seguridad y resistencia de cada una de estas instalaciones ante terremotos-incluso de mayor magnitud que lo razonablemente previsible-, e inundaciones ¿por lluvias o roturas de presas-. También considera importante evaluar el efecto del cambio climático en las nucleares y su incidencia en los parámetros considerados en los procesos de diseño.

Evaluación de la integridad

La proposición no de ley también insiste en que estos exámenes evalúen la integridad y resistencia del conjunto del sistema primario, de los sistemas de contención primaria y secundaria y de los sistemas de refrigeración de emergencia ante situaciones de emergencia como las vividas en la prefectura nipona. Asimismo, se pide una comprobación exhaustiva de los circuitos primarios y del conjunto de equipos y elementos relacionados con la seguridad, frente a problemas de envejecimiento y agotamiento de los materiales, problemas de corrosión o el estado de las soldaduras.

Por otra parte, la iniciativa estima conveniente que se contemple en dichos estudios la resistencia de las nucleares españolas y su vulnerabilidad a posibles ataques terroristas e informáticos, sabotajes e impactos de aeronaves.

El texto explica que el CSN dictará las oportunas resoluciones para que se implanten las medidas y actuaciones que se deriven de estos estudios, mientras que el Gobierno procederá a decretar el cierre inmediato de las centrales que no pudieran cumplir las condiciones fijadas.

Por otra parte, la proposición no de ley insta al Gobierno a modificar el marco normativo que regula el funcionamiento de las centrales nucleares españolas, adecuándolo a la nueva normativa y a las recomendaciones que dentro de la Unión Europea pudieran establecerse como resultado de los análisis que se lleven a cabo en este ámbito, incluyendo la realización de las pruebas de resistencia que se establezcan a nivel comunitario.

Además, conforme a lo acordado en el seno de las instituciones europeas, el Pleno del Congreso exhorta al Ejecutivo a que estos estudios tengan en cuenta las causas técnicas, como fallos de los sistemas principales y secundarios de refrigeración, que han provocado la situación de crisis de Japón, en las centrales nucleares españolas, así como su capacidad de respuesta ante estas causas y las medidas adicionales que se adopten en los planes de seguridad. Asimismo, se atenderá a su impacto económico y la proporcionalidad de las cantidades fijadas en concepto de responsabilidad civil a los operadores de centrales nucleares en relación a los costes personales y medioambientales.

Por otra parte, la proposición no de ley contempla que el Ejecutivo deberá presentar un informe en el Congreso de los Diputados con toda la información recopilada y los resultados y conclusiones que se deriven de dichos estudios y pruebas, con las cautelas que se consideren oportunas en relación con la salvaguarda de la seguridad pública y la prevención del terrorismo.

Santa María de Garoña

En otro orden de cosas, insta a Gobierno a seguir llevando a término todas las acciones conducentes a hacer efectivo el acuerdo del Consejo de Ministros del cierre de la central de Santa María de Garoña, cumplido su ciclo de vida útil, en consonancia con las exigencias y garantías que se deduzcan del citado estudio

Otro de los puntos que contempla el texto consiste en que se revisen y actualicen, en colaboración con las administraciones locales y autonómicas afectadas, los planes de emergencia y evacuación previstos en caso de accidentes graves, así como que se realicen periódicamente simulacros de estos planes en colaboración con la población para comprobar su efectividad, de forma que se pueda asegurar que existen los recursos técnicos, humanos y materiales necesarios para afrontar una situación de emergencia nuclear. Asimismo, se solicita que se revisen las categorías y la extensión de las áreas de afectación nuclear y la participación en las reuniones de seguridad definidas pro los Planes de Seguridad Nuclear.

También se pide que se impulsen las actualizaciones oportunas de las medidas de seguridad y los mecanismos para consolidar la total transparencia, rigor y fluidez de la información sobre la seguridad y los incidentes en las centrales nucleares.

El Pleno también exhorta el Gobierno a que se avance en la actual estrategia energética que descarta la construcción de nuevas centrales nucleares y el cierre de las existentes una vez agotado su periodo de vida útil, profundizando en las políticas de ahorro y eficiencia energética y en el crecimiento de las energías renovables mediante la aprobación de una ley.

Por último, se solicita que el Ejecutivo promueva la aplicación de planes de dinamización económica para as zonas afectadas por el cierre de as instalaciones nucleares.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de