El Observatorio cuenta con más de 1.800 registros, con una potencia acumulada de cerca de 450.000 kW instalados.

Según el Observatorio, “el número de registros ha aumentado considerablemente, lo que nos lleva a determinar que el crecimiento del número de instalaciones es significativo en los municipios que ya tenían alguna instalación. Esto corrobora la idea de que quién ha probado la biomasa, continúa instalando nuevas calderas. El principal motivo: la reducción de manera importante el gasto en su factura energética, llegando en algún caso a bajar hasta el 65% el gasto en calefacción y agua caliente sanitaria”.

Andalucía, a la cabeza en instalaciones domésticas

Por Comunidades Autónomas,  la asociación destaca que en Andalucía se ha detectado un aumento considerable de las instalaciones con equipos de pequeña potencia para uso domiciliario, estufas entre 9 y 25 kW muy adecuadas para zonas cálidas. Andalucía es la Comunidad Autónoma donde más se nota el apoyo público a todo tipo de instalaciones de biomasa y donde la tramitación está siendo más rápida y sencilla que en el resto de Comunidades.

Castilla-La Mancha actualmente se plantea la instalación de calderas de biomasa en numerosos colegios e institutos con el apoyo complementario de la solar térmica.

El Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa ha destacado en su informe que las  Diputaciones Provinciales también se suben al carro de la biomasa. Durante 2010 se han publicado en los Boletines Provinciales licitaciones para instalar sistemas con biomasa en Ávila, Ourense, Badajoz, entre otras. Por provincias, hasta el momento, Barcelona es la que mayor número de instalaciones tiene en el registro con 65, y en un segundo grupo van parejas Navarra, Asturias, Bizkaia y León con 50.

Entre las grandes urbes, Salamanca es la ciudad con mayor número de instalaciones en viviendas en bloque (20), con una potencia total instalada de 7.500 kW y Terrassa (Barcelona) que, desde su Agència Local d’Energia i Canvi Climàtic, está apostando fuerte por la instalación de nuevos equipos en los colegios y guarderías públicas (9) y una potencia total acumulada de 1.400 kW.

En municipios pequeños, para uso público-dotacional, destaca Coca (Segovia), que dispone de 9 instalaciones con 1.500 kW; y Miguelturra (Ciudad Real) con 18, Navahermosa (Toledo) con 14 e Íscar (Valladolid) con 10 instalaciones, son los que acumulan mayor número de instalaciones para uso domiciliario.

Instalaciones en el sector industrial 
A nivel industrial, es el sector de la madera-mueble el que dispone del mayor número de instalaciones de aprovechamiento térmico (68) con una potencia instalada de 144.000 kW, seguida del sector agro-ganadero con 59 instalaciones y 29.500 kW y el sector hostelero con 66 instalaciones y una potencia total acumulada de 9.800 kW.

En este sentido, son muy numerosas las consultas de empresas del sector turístico y de empresas mantenedoras de los complejos hoteleros de varias CC.AA. interesándose por las posibilidades de la biomasa, y en especial en los archipiélagos Canario y Balear.

Se han incorporado nuevas instalaciones para piscinas cubiertas y son ya 49 las registradas, con casi 15.000 kW instalados.

Javier Díaz, Presidente de AVEBIOM, la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, afirma: “estos datos demuestran el gran potencial de la biomasa para generación de energía térmica. Además, y como novedad para el próximo año,  lanzaremos un índice de precios del pellet y la astilla para España”.

Durante el V Congreso Internacional de Bioenergía, que tendrá lugar los días 26, 27 y 28 de octubre en Valladolid, coincidiendo con la próxima edición de Expobioenergía, Juan Jesús Ramos, responsable del Observatorio de Calderas de AVEBIOM presentará una ponencia ampliando y detallando la información de este artículo, y donde podrán verse los primeros mapas de distribución geográfica de las instalaciones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de